Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Servicio de La SCOAN del pasado 26 de marzo del 2017 fue un toque del Cielo en la tierra. El Servicio comenzó con un reflexivo mensaje de libertad a cargo de la Evangelista Michelle y continuó con una poderosa demostración del poder de Dios ministrado por el Profeta T.B. Joshua en su mensaje y oración, y en la liberación y en la sanidad que tomaron lugar en la congregación durante un explosivo tiempo de oración. Fue un servicio para recordar.

EL PROFETA T.B. JOSHUA

En su mensaje titulado SÉ LIBRE, la Evangelista Michelle recordó a los Cristianos que la verdadera libertad y el gozo que la acompaña solo se pueden encontrar caminando con el Señor. Según ella, la razón por la que Dios envió a Su Hijo fue esa misma libertad y la liberación de los cautivos, además de traer Luz allí donde solo había oscuridad: «La felicidad duradera y el gozo intenso solo provienen de amar a Jesús. La verdadera libertad es la paz de corazón y de conciencia que se derivan de caminar con el Señor. Nuestra libertad es el último premio que satanás pretende arrebatarnos, y utiliza nuestras situaciones y nuestras debilidades como armas fundamentales». Y añadió que, «La libertad es el estilo de vida de todos los hijos del Cielo, porque para que alcanzásemos esa libertad fue para lo que el Padre de la Luz envió a Su único Hijo Jesucristo; para liberar a los cautivos (tú y yo ) y para sacarlos de la oscuridad. Nadie puede ayudarte a salir de la oscuridad si no es el Autor de la Luz. Solo Jesucristo, el Autor de la Luz, puede ayudarnos a salir de la oscuridad».

LA EVANGELISTA MICHELLE

Resumió su mensaje en el siguiente consejo: «A veces, en la vida, trabajamos muy duro sin obtener una recompensa acorde a nuestro esfuerzo, y el peso de la desilusión esclaviza nuestro espíritu con las cadenas de la depresión y el desánimo, porque las cosas no salen como habíamos planeado. Pero en realidad, que estés planeando no significa que ese plan vaya a llevarse a cabo. Cuando estés planeando, recuerda que tú no eres el ejecutor, sino Dios. Si eres consciente de esto, tu espíritu permanecerá libre».

El Profeta T.B. Joshua entró en el auditorio y comunicó la importancia de poner siempre la Palabra en primer lugar, instando a los Cristianos a hacer que la Palabra de Dios sea parte integral de sus vidas. Por otro lado explicó que la mayoría de los desafíos a los que nos enfrentamos hoy emanan de nuestra preocupación aun después de haber orado. «Cuando estás establecido en la Palabra, la pones en primer lugar. Exaltas la Palabra. La oración debe ser seguida de una absoluta confianza en Dios, en que Él está trabajando ahora en la respuesta. Pero nuestra vida es bien diferente. Después de orar, empezamos a preocuparnos acerca de ello como si nunca hubiéramos orado en absoluto.», dijo. Instando a aquellos que creen firmemente en Dios a poner una demanda en la unción, les aconsejó que lo hicieran orando con él: «Una vez que reconoces que la Palabra de Dios es sanidad, liberación y bendición, la Palabra viva que hay en mí te liberará, en el nombre de Jesús. ¡Usa tu fe para poner una demanda en la unción!»

Y la congregación respondió. Cuando el profeta empezó a moverse entre las personas, las sanidad instantánea y las liberación comenzaron a suceder. Usaron su fe para poner una demanda en la unción y los yugos de la esclavitud comenzaron a romperse.

A continuación, llegaron sus testimonios.

TESTIMONIOS

UN ALIENTO FRESCO DE SANIDAD A TRAVÉS DE CRISTO

EL PROFETA TB JOSHUA ORANDO POR EL SEÑOR DAVID

Con la ayuda de un respirador, José David Moguel y su familia viajaron desde Estados Unidos en busca de sanación en la Arena de la Libertad. Le habían diagnosticado fibrosis pulmonar, una enfermedad respiratoria por la que respirar requiere un esfuerzo tremendo. Durante más de siete años, este mexicano vivía dependiendo de medicamentos que solo lograban atenuar los síntomas temporalmente. Privado de oxígeno en su sistema, caminar le resultaba tremendamente difícil, de modo que cuando los esfuerzos médicos demostraron no servir de gran ayuda y su estado comenzó a empeorar, su familia decidió tomar el camino de Dios.

EL SEÑOR DAVID TESTIFICANDO JUNTO A SU FAMILIA

Sentado entre la congregación en compañía de su esposa, su hijo y un amigo de la familia, José David entró en contacto con el Espíritu benevolente del Dios vivo cuando el Profeta T.B. Joshua comenzó a moverse orando por el auditorio. En el mismo instante en que el profeta lo tocó, sintió una reacción eléctrica recorrerle el cuerpo y, apenas un momento después, descubrió que podía respirar con toda normalidad sin la ayuda del respirador. La congregación y su familia rompieron a aplaudir frenéticamente, y José David no solo se sintió capaz de caminar con normalidad, sino que corrió de un lado al otro del auditorio para dar muestra de sus renovadas fuerzas y agilidad. Su esposa se emocionó de tal modo que dedicó una canción de agradecimiento al Padre Todopoderoso por aquella maravillosa obra que había ejecutado en la vida de su esposo. El respirador, que había sido hasta entonces el centro de la existencia de su esposo, pasó a vegetar en la papelera de la historia, ya que el poder de Jesús lo había hecho innecesaria. Con unos pulmones y un vigor renovados, la historia del señor Moguel nos recuerda a los Cristianos un pasaje de la Biblia que dice: «AQUELLOS QUE ESPERAN EN EL SEÑOR, RENOVARÁN SUS FUERZAS».

Aconsejando a las personas de todo el mundo, el visiblemente emocionado mexicano, quien se valía de un intérprete para transmitir sus pensamientos, dejó un consejo para todos los que le escuchaban: «Busquen a Dios, y Él los sanará».

JESÚS ME SACÓ DE MI INCAPACIDAD

Charles Udeh había sido sometido a una intervención quirúrgica en la zona lumbar, a resultas de la cual había perdido toda sensibilidad desde la cintura hasta el comienzo de las piernas. No podía caminar sin ayuda, y un corsé lumbar junto con una rodillera habían pasado a ser sus más preciadas posesiones.

EL SEÑOR CHARLES UDEH

Este nigeriano residente en Estados Unidos había sido sometido a distintas pruebas para determinar su enfermedad, pero no lograron encontrar nada definitivo, y su incapacidad para caminar seguía siendo un misterio para los médicos.

EL SEÑOR CHARLES UDEH CAMINANDO AL RECIBIR SU SANIDAD

Charles estaba totalmente incapacitado para hacer cualquier cosa. Según él era, en realidad, un vegetal. Pero la libertad le llegó de manos del Profeta T.B. Joshua cuando el hombre de Dios, que estaba ministrando sanidad y liberación a la congregación en una asombrosa demostración de  la unción de Dios, se acercó a su silla. Con un toque en la cabeza, ministró vida a sus piernas muertas, y le pidió que se levantara y caminase. Por primera vez en tres años, el señor Udeh se levantó y caminó libremente, poniendo fina a su incapacidad. Olvidados el corsé y la rodillera, alabó a Dios por haberle sanado completamente, mientras la congregación respondía con una intensa ovación a la interminable gloria de Dios.

DOS AÑOS SUFRIENDO DEL CORAZÓN Y DIOS ME SANÓ EN DOS DÍAS

LA SEÑORA BELINDA MOYO

En septiembre de 2015, Belinda Moyo comenzó a notar que el corazón le latía incontrolablemente. Aquellas palpitaciones anormales continuaron hasta junio de 2016, fecha en la que empezó a pagar las consecuencias; conciliar el sueño le era prácticamente imposible, ya que sentía un peso tremendo en el corazón, además de un intenso dolor en el pecho y la incapacidad de transportar objetos pesados. Tanta incomodidad acabó llevándola al hospital, donde le diagnosticaron problemas cardiacos. Según su médico, la membrana exterior de su corazón se estaba engrosando, un problema que podía desencadenar un repentino fallo cardiaco. Le prescribieron un cóctel de medicación e inyecciones, pero su estado siguió siendo el mismo. En enero de 2017, Belinda decidió orar con el Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV, y según ella, lo que más llamó su atención fue el énfasis que ponía el hombre de Dios en que se pidieran las bendiciones. Recordaba en concreto un momento durante la Oración Masiva en la que el hombre de Dios declaró que ya estaba bien de soportar los problemas que atormentaban las vidas de los hijos de Dios y ella, incorporándose a esa declaración profética, confesó que ya estaba bien de sufrir con aquella enfermedad del corazón. Aquella misma noche durmió sin ninguna dificultad.

REPORTES MÉDICOS ANTES Y DESPUÉS DE LA SEÑORA MOYO

Dos días después, volvió a la consulta de su médico, que le prescribió un escáner. El resultado fue terminante; su corazón estaba perfectamente normal. El engrosamiento había desaparecido. ¡Sin duda alguna, la distancia no es barrera para el poder de Dios!

Durante su testimonio mostró los informes médicos, uno del diagnóstico inicial de su problema y el otro de la confirmación de su milagrosa sanidad. Llena de alegría y alabando a Dios, Belinda dejó un consejo para el mundo entero: «Las bendiciones de Dios no conocen límites. Atrápenlas».

EMMANUEL TV TRAE PROGRESO Y ABRE PUERTAS

Ifeanyi Anyakorah trabajaba muy duro para que su negocio de importación floreciese, pero la realidad no funcionaba en tándem con sus grandes expectativas y, en lugar de avanzar, se venía enfrentando a continuos desafíos, ya que sus mercancías eran retenidas constantemente por los inspectores. En un principio soportó con estoicismo lo que él creía que eran reveses normales del negocio, pero este nigeriano acabó perdiendo la paciencia al adquirir sus problemas una frecuencia agobiante, y comenzó a preguntarse por qué sus contenedores acababan siempre retenidos mientras que los de sus colegas eran despachados sin ningún problema. Allí sucedía algo que no era normal. Una noche dormía cuando algo lo despertó. No podría decir qué, pero un pensamiento acudió a su cabeza; «debería consolarme viendo un canal de televisión Cristiano». Buscando en su televisor, se tropezó con Emmanuel TV, y quedó maravillado por semejante demostración de amor, caridad y humanidad por parte del Profeta T.B. Joshua a los necesitados y menos privilegiados de la sociedad. Que él recordase, nunca había presenciado una demostración parecida de amor fraternal. Cuanto más veía Emmanuel TV, más arraigaba su deseo de visitar La SCOAN. Incluso su madre, que se hallaba de visita en su casa, no pudo por menos que contagiarse del entusiasmo por el canal y lo animó a viajar hasta allí diciendo que Dios ya estaba con nosotros en la tierra…

¡Emmanuel! Durante su visita creció en él la decisión de hacerse Socio de Emmanuel TV, y después del Servicio tuvo la oportunidad de conocer al Profeta T.B. Joshua, que oró por él y le bendijo con el Agua de La Mañana.

EL SEÑOR IFEANYU ANYAKORAH

Cuando volvió a su lugar de trabajo, las cosas comenzaron a mejorar. Las puertas se abrieron y la liberación le llegó desde distintos ángulos. Los contenedores dejaron de quedar retenidos. Incluso sus socios comerciales comprendieron que había llegado un nuevo amanecer. Siguiendo las enseñanzas del Profeta T.B. Joshua, tomó por costumbre hacer donaciones, y su fortuna creció. Su taza de bendiciones quedó llena hasta el borde, y llegó incluso a desbordarse, ya que importadores de otros países comenzaron a proponerle que implantase su empresa en otros lugares. Decidió comprar una parcela de tierra y, en nueve meses, construyó un edificio de dieciocho plantas. Una noche, mientras su ingeniero planeaba la cimentación de otro edificio, Ifeanyi soñó con el Profeta T.B. Joshua. En el sueño le decía que ese tipo de cimentación no era correcta, y según él, la imagen que en sueño había aparecido en un halo de luz, desapareció una vez le hubo explicado cuál era el tipo correcto. Al despertar, inquieto, se citó con el arquitecto y cambió de planes: en lugar de otro edificio de pisos, construiría un hotel, tal y como había visto en sueños. Cuando la construcción ya avanzaba, la gente comenzó a preguntarse de dónde sacaba la capacidad financiera para dotar semejante proyecto con materiales importados. Cuando se completó el proyecto, que resultó ser el mejor en la zona de Kano, Nigeria, con cuarenta y cinco habitaciones, incluida una suite presidencial de estándares internacionales, y estando aún formando al personal que iba a atenderlo, los clientes comenzaron a llegar. Incluso una Organización No Gubernamental, con todo su personal, se hospedó en el hotel, ya que habían declarado su preferencia por el servicio que prestaban. A pleno rendimiento ya, este hotel es una de las muchas pruebas del favor de Dios en su vida. Tras darle gracias a Dios por haberle concedido tantas razones por las que celebrar, aconsejó a todos que emulasen las formas caritativas y piadosas del Profeta T.B. Joshua, sobradamente conocido por ayudar a los más necesitados y a los menos privilegiados.

TRAS AÑOS DE INFERTILIDAD, NUESTRO GOZO HA LLEGADO

Adepila Joseph y su esposa no eran felices. Su infelicidad provenía del hecho de que durante muchos años como matrimonio habían sido incapaces de tener hijos, lo cual para ellos era una especie de estigma social, en particular viviendo en un continente en el que el éxito de un matrimonio se mide por la capacidad de procrear. Los médicos habían averiguado que su recuento de esperma era bajo y su esposa padecía una infección pero, a pesar de la medicación que habían tomado, el obstáculo seguía sin desaparecer. El único camino que les quedaba era solicitar la intervención divina, y fue la búsqueda del toque de Dios lo que los llevó hasta La SCOAN en junio del año pasado. Allí se encontraron con el Profeta T.B. Joshua, que oró por ellos y les hizo entrega del Agua de La Mañana. Según el señor Joseph, el sinnúmero de ataques espirituales que habían estado sufriendo se detuvo cuando el profeta oró por ellos. Una vez de vuelta en casa, formaron una alianza de oración, se ministraron el Agua de La Mañana y le pidieron a Dios que los hiciera destinatarios de Su misericordia y Su favor.

SEÑOR Y SEÑORA ADEPILA JOSEPH

Cuando sus oraciones cobraron intensidad, la mujer tuvo un sueño extraño y victorioso al mismo tiempo. En él, se encontraba con el Profeta T.B. Joshua, que le entregaba dos manzanas. Pero apenas las tenía en sus manos, aparecían dos perros agresivos sin saber de dónde y se las arrebataban, y mientras intentaba recuperarlas de entre las mandíbulas de las bestias, el hombre de Dios volvía aparecer, él mismo se las quitaba y se las devolvía a ella, tal y como dicen las Escrituras: «EL REINO DE LOS CIELOS SUFRE VIOLENCIA, Y LOS VIOLENTOS, LO ARREBATAN».

LA SEÑORA ADEPILA

Tal y como esperaban, la señora Joseph quedó embarazada poco después de aquel sueño memorable.  El domingo pasado compartieron su testimonio con la congregación, y la señora Joseph estaba ya de ocho meses.

Su marido refirió a la congregación lo mucho que había sufrido siendo el único varón sin descendencia en su numerosa familia, y dio gracias a Dios por poner fin a su problema, bendiciéndolos con un hijo. «Sea cual sea la situación a la que hayamos de enfrentarnos, debemos tener paciencia. Dios tiene Su propio tiempo, y en Su tiempo todo es hermoso», aconsejó.

EL AZOTE DE LOS ABORTOS SOMETIDO AL PODER DE DIOS

El señor y la señora de Mcoyett Ademola se hallaban en una encrucijada. Cada vez que la esposa se quedaba embarazada, acababa abortando. Padecía hipertensión, había presencia de sangre en sus heces y presentaba anemia, a resultas de un hematocrito bajo, que llegaba incluso al catorce por ciento.

El último episodio había sido muy descorazonador, ya que el bebé había vuelto a morir en su vientre y los médicos le habían dicho que el feto solo podía extraérsele mediante una operación. Su esposo, que llevaba tiempo siendo miembro de La SCOAN, logró convencerla de que visitase la Arena de la Libertad, tras muchos años de indiferencia hacia la Sinagoga por parte de su mujer.

La señora Mcoyett pertenecía a otra denominación Cristiana, de modo que resultó ser una nuez difícil de cascar hasta aquel triste y último episodio. Cuando por fin accedió a visitar La SCOAN en compañía de su esposo, necesitaba ayuda desesperadamente, y albergaba la esperanza de poder alumbrar el feto muerto sin tener que someterse a una operación. En la Línea de Oración, el Profeta T.B. Joshua oró por ella y la bendijo con el Agua de La Mañana. Después de su paso por La SCOAN, se puso de parto y dio a luz de modo natural y sin complicaciones. Después de haber dado a luz a un bebé muerto, se encontró en sueños con el hombre de Dios, que le dijo que le diría lo que debía hacer para poner punto final a tantos abortos. Dos meses después de aquel sueño, se quedó embarazada.

En el curso de ese embarazo, tuvo otro sueño en el que se encontraba en un edificio a medio construir con una puerta tan estrecha que no le permitía pasar debido al embarazo. Bloqueada en aquel dilema, el Profeta T.B. Joshua aparecía y la guiaba por las estancias del edificio hasta la salida. Al salir, se encontraban en un bosque, y el hombre de Dios volvía a guiarla hasta el altar de La SCOAN. Nueve meses después de un tranquilo embarazo, dio a luz a un bebé al que pusieron el nombre de Elías.

LA SEÑORA ERIKA MIRCOYETT Y SU BEBE ELÍAS

Mientras compartían su testimonio, la madre de la señora Mcoyett, enfermera de profesión, se maravillaba del modo milagroso en que Dios había utilizado al Profeta T.B. Joshua para salvar a su hija de una situación tan complicada como es tener que dar a luz a un feto muerto cuando los médicos habían concluido que el único modo posible de hacerlo era una operación. En su opinión, el parto de su hija se debía inequívocamente a la mano de Dios, ya que siendo enfermera, sabía perfectamente que el único modo de dar a luz un feto muerto es por inducción. Es decir, que su caso había sido un milagro. Simplemente. Pidió por ello a los médicos que no se atribuyan poder, o que no socaven la capacidad de Dios para sanar, ya que ellos solo tratan mientras que Dios, sana.

Aportó un segundo testimonio referido a una sobrina suya, que también padecía el estigma de los abortos, y que había logrado concebir y dar a luz a un bebé sano tras ministrarse el Agua de La Mañana. Por su parte, el señor Mcoyett estaba enormemente agradecido, y alababa a Dios por utilizar al Profeta T.B. Joshua para rescatar a su esposa de una situación límite y peligrosa, y por haberlos bendecido con un hijo sano. Se sentía desbordado por el modo en que su matrimonio, amenazado por los abortos, había logrado estabilizarse tras su visita a La SCOAN, y animó a los Cristianos a rechazar los sentimientos sectarios y a buscar el rostro de Dios del modo apropiado.

EL SEÑOR Y LA SEÑORA MCOYETT ADEMOLA Y TODA SU FAMILIA

La historia de los Mcoyett demuestra, desde un ángulo neutro, que lo importante es Jesús, y no el nombre del ministerio al que se asista. La pertenencia a una iglesia local es meramente simbólica. ¡La esencia de la verdadera Iglesia es Cristo en ti y la esperanza de la gloria!

JESÚS ES LA CURA PARA EL CÁNCER

En 2013 le habían diagnosticado cáncer en la sangre y en la médula ósea, y para intentar detenerlo la habían sometido a intensos tratamientos, incluida quimioterapia. Esos momentos habían sido de pura agonía para Rauna Kakehongo, ya que sus médicos le habían dicho que el cáncer se encontraba en un estadio terminal, con lo cual la posibilidad de que el momento final se acercara era muy elevada. Mientras estuvieron administrándole la quimioterapia, perdió el cabello y tuvo dolorosas inflamaciones en distintas partes del cuerpo, de modo que en lugar de aliviar su estado, la medicación parecía empeorarlo todo. Era insoportable para ella imaginarse perdiendo la vida y dejando a sus hijos pequeños a merced de un mundo cruel.

LA SEÑORA RAUNA KAKEHONGO

Pensó que acudir a La SCOAN era para ella, quizás, la última oportunidad de recibir las bendiciones de Dios antes de pasar al otro lado, ya que le habían dado una esperanza de vida de tan solo cuatro meses. Cuatro años más tarde, la mujer que había venido desde Namibia en una silla de ruedas caminaba sana y alegre, rebosante de la alegría de una vida revigorizada.

El domingo pasado compartió el testimonio de sanidad que recibió de las oraciones del Profeta T.B. Joshua en la Línea de Oración. Había perdido toda esperanza, y aguardaba ya la llegada de la muerte hasta que decidió con valentía dar el paso de pedir la intervención de Dios en La SCOAN. Describió la experiencia en la Línea de Oración como la de descubrir el Cielo en la tierra, y dijo que mientras el hombre de Dios oraba por otras personas que se encontraban lejos de donde ella esperaba, sintió el calor de la bendición de Dios saliéndole por las orejas. Cuando el hombre de Dios se acercó a ella y la tocó en la parte del pecho que ya se le había quedado sin sensibilidad, cayó al suelo y sintió que su pecho renacía.

LA SEÑORA RAUNA KAKEHONGO MOSTRANDO SUS REPORTES MÉDICOS

Tras semejante experiencia, se sintió bien y llena de energía. El día de antes tenía que obligarse a comer, y aquella misma noche pudo terminarse todo el plato sin problemas. Cuando volvió a Namibia, fue a ver a su médico para que le hiciese un chequeo, y tras una serie de pruebas, descubrió que el cáncer que antes afectaba a su sangre y a la médula ósea, habían desaparecido para sorpresa de todos, incluidos sus jefes, que ya le habían buscado sustituto, pensando que no sobreviviría. Desde entonces, ha venido sometiéndose a controles periódicos, que hasta este momento han seguido confirmando que el cáncer ha desaparecido. Radiante y sana, y con un hermoso cabello, la señora Kakehongo dejó el siguiente consejo: «Nunca compares tu situación con la de otros. Si Jesús ha podido hacerlo conmigo, también lo hará por ti».

EL YUGO DE LA ENURESIS DESTRUIDO PARA SIEMPRE

Diamante Engan Nchama empezó a mojar la cama cuando tenía siete años, y el problema persistió durante la adolescencia, hasta el punto de que se avergonzaba de sí misma; además, tenía hermanos menores que se miraban en ella como en un espejo. La enuresis la afectaba psicológica y socialmente. No podía ir a casa de sus amigas y quedarse allí a dormir porque le aterraba la sola idea de mojar la cama, un miedo que se había visto acrecentado por las experiencias de esa naturaleza que había sufrido viajando en avión.

LA JOVEN DIAMANTE Y SUS PADRES

Había consultado con diferentes especialistas que le habían prescrito distintos tratamientos, pero el problema seguía sin solución. Diamante acudió entonces a La SCOAN acompañada por sus padres el penúltimo domingo y, durante el Servicio, el Profeta T.B. Joshua profetizó su problema. En cuanto lo escuchó, esta joven de Guinea Ecuatorial se presentó para recibir su liberación de parte de Dios a través de la oración del Profeta T.B. Joshua.

Su madre compartió el testimonio narrando lo mal que lo había pasado cuando su hija estaba sufriendo ese problema, y aconsejó a los padres que estén atravesando una dificultad semejante que tengan paciencia, que ningún niño moja la cama intencionadamente. También los animó a llevar su problema ante Dios a través de la oración, ya que el Señor siempre contesta. Dio las gracias a Dios por haber solucionado el problema de su hija a través del Profeta T.B. Joshua. ¡Cuando el Hijo de Dios te libera, verdaderamente eres libre!

RECONOCIMIENTO AL CANAL DE YOUTUBE, EMMANUEL TV

En un testimonio dirigido a todos los Socios y espectadores de Emmanuel TV, ponemos de manifiesto que Emmanuel TV ha resultado ser el Canal Cristiano más visto en YouTube. Así mismo ha recibido el galardón Botón Play de Plata concedido por YouTube por sobrepasar la cifra de 100.000 suscriptores. En su carta de reconocimiento, YouTube escribió: «Cada una de las personas que se han suscrito a tu canal han sido conmovidos por lo que hiciste. Tus emisiones les han inspirado, desafiado, entretenido… y nos gustaría reconocer el duro trabajo llevado a cabo con este Botón Play de Plata, una pequeña muestra de nuestra estima y respeto. Créenos si decimos que no podemos esperar para ver que harás después… Y estamos contigo.»

Cuando se concedió este galardón al canal, no solo se pasaba de los cien mil suscriptores, sino que ya se habían alcanzado los quinientos mil. Es verdaderamente un reconocimiento superlativo para un canal de YouTube que acaba de celebrar su cuarto aniversario y una emisora que acaba de celebrar sus once años de emisión. Gracias, espectadores, por habernos acompañado en este camino. ¡Sigamos juntos cambiando vidas, cambiando naciones y cambiando el mundo con el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo

Anuncios