Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La atmósfera estaba llena del Espíritu y la congregación podía contemplar cómo la poderosa mano de Dios obraba en las vidas de Sus hijos. Aquellos que habían sido bendecidos por el Altísimo se ofrecieron a compartir sus testimonios como alimento de la fe y para mayor gloria de Su nombre.
El Profeta T.B. Joshua comunicó a la congregación que el 8 de marzo sería el undécimo aniversario de Emmanuel TV  y acompañó a los presentes en un paseo espiritual con su mensaje titulado HABLAR DE FE.

1

El Profeta T.B. Joshua.

En palabras del hombre de Dios, aquellos que creen de verdad en Dios siempre están en reposo. «La fe y el reposo no pueden ser separados el uno del otro. Cuando nuestro corazón cree de verdad, siempre estará en reposo. Si nuestro corazón está inquieto e intranquilo, si tenemos miedo de esto y aquello, si estamos luchando con todas nuestras fuerzas para planear, resolver y pedir ayuda, esto muestra que aún no hemos creído».
Más adelante en su mensaje, animó a los Cristianos a poner en práctica su fe, es decir, los animó no solo a creer sino a llevar a cabo acciones que muestren que realmente creemos en Dios: «Si tienes fe en Dios, no debemos limitarnos solo a creer. Hoy, proclamamos que creemos, pero ¿dónde está nuestra fe? La fe debe ser práctica. Lo que hacemos expresa lo que creemos. La realidad de la fe sólo puedes ser probada por la práctica. No debemos meramente hablar de fe sino ponerla en práctica. La fe es una convicción. Es una demostración».
Después hizo una pregunta dirigida a la congregación y a los espectadores de todo el mundo: «¿Cuántos de nosotros conocemos a Dios como un hijo conoce a su padre? No sólo debemos conocer a Dios como nuestro Señor Soberano, sino como los hijos conocen a su padre». Y añadió que un buen hijo depende de su padre para todo, además de saber cuánto lo necesita: «Jesús nos llama hijos. Delante Dios eres un hijo; has de tener total dependencia de Dios para todo. » Pero somos muchos los que nos presentamos como hijos de Dios, pero nos comportamos como si no lo fuéramos.
Para concluir, el hombre de Dios instó a los Cristianos a considerarse hijos de Dios y a no comportarse como si fueran superiores a Él. Y antes de dejarlos meditando sobre esta cuestión, añadió: «Tan sólo reconoce que eres un hijo de Dios delante de nuestro Padre.»

TESTIMONIOS

EL TESTIMONIO DE UN CAPITÁN ABRIÓ PUERTAS

El año pasado había estado en La SCOAN para compartir un testimonio en el que afirmaba que Dios había utilizado el Agua de la mañana para inspirar su ascenso a Oficial Técnico en la Policía sudafricana. De ser prácticamente invisible, Mbhalati Simon Kita pasó a verse con la responsabilidad de dirigir una unidad de treinta y cuatro policías.
Tras aquel memorable testimonio, Mbhalati volvió a su país y de nuevo el Cielo le sonrió; cuando habían transcurrido apenas cuatro meses de su visita a Nigeria, fue ascendido al rango de Capitán. Él era consciente de que en su departamento iban a producirse cambios, ya que había memorizado las palabras del Profeta T.B. Joshua,«BUENO NO ES SUFICIENTE, LO MEJOR ESTÁ POR VENIR.»

2

El Capitán Mbhalati Simon Kita.

«En cuanto volví a Sudáfrica desde Nigeria, comencé a orar y a ministrarme el Agua de La Mañana que me había entregado mi padre en el Señor, el Profeta T.B. Joshua. Seguí ministrándome el Agua de La Mañana día y noche y eso abrió las puertas para mi.» El señor Kita no es solo Capitán, sino que tiene bajo su mando una unidad de cuarenta y cuatro oficiales de policía, y se hallaba aún saboreando la alegría que había sido para él aquel ascenso cuando el diablo, decidido siempre a acabar con la felicidad, atacó. Diez hombres de su unidad se vieron implicados en un caso de tortura y asesinato y fueron encarcelados, lo que supuso para él un duro golpe, administrativa y psicológicamente. Sin embargo, fue capaz de hacer acopio de valor para capear el temporal provocado por semejantes acontecimientos aferrándose a otra de las frases habituales del Profeta T.B. Joshua, «GRANDES PROBLEMAS TRAEN GRAN PROMOCIÓN»
La fuerza de esas palabras le dieron energía y le insuflaron un espíritu irrefrenable y necesario para plantar cara a la situación con oración, con fe y con un irreductible optimismo en cuanto a lo que cabía esperar del Trono de Gracia.

3

El Capitán Mbahalati Simon Kita.

Estando sus hombres en la cárcel, él iba a orar con ellos, les ministraba el Agua de La Mañana y utilizaba la Tarjeta de Creyente para pedir bendiciones. Asimilando su caso con el de Pablo y Silas, pedía a Dios que liberara a sus hombres. Cuando el caso empezó en los tribunales, les dijo a todos que, a pesar de sus reticencias, iban a poder celebrar la victoria. Sus hombres recibieron la declaración sin demasiado entusiasmo. No obstante, Mbhalati no iba a tener que tragarse sus palabras, ya que seguía operando en una frecuencia de fe en la que la duda y la incredulidad no sobreviven. Cuando llegó el momento del juicio, él testificó a su favor y pidió su absolución. Para mayor gloria de Dios, los diez miembros de su unidad fueron absueltos y puestos en libertad. El Capitán Mbhalati Simon Kita le dijo a la congregación que estaba convencido de que la puesta en libertad de sus hombres había sido un acto de Dios. De hecho, recordaba un caso similar del pasado, en el que algunos oficiales se enfrentaban a una condena de diez años. «Aquellos que son oficiales de policía, deben recibir a Jesús y seguirle a Él al desempeñar sus funciones», declaró, y dio gracias a Dios por lo que ha hecho en su vida y en la de sus subordinados, algo que ningún hombre habría podido lograr.

UN ENCUENTRO CON EMMANUEL TV CAMBIÓ SU DESTINO

Las frías manos de la pobreza y la carencia habían agarrado a su familia y la había lanzado a un pozo de humillación. Por lo único que se los conocía en su entorno era por su pobreza. Ni siquiera su pequeño negocio de venta de dulces lograba arrancarle semejante yugo a su familia. Eran tan míseros que ninguno de ellos había logrado tener acceso a la educación. Pero Doreen Goge sabía que tenía que haber un modo de salir de aquella situación, y aunque no había televisión en su casa, se las arreglaba para ir a casa de una vecina con el fin de ver Emmanuel TV y orar con el Profeta T.B. Joshua antes de salir a vender dulces por las calles.
Un día, mientras veía Emmanuel TV, esta sudafricana quedó cautivada con el documental sobre el Profeta T.B. Joshua en el que se mostraba cómo habían sido sus comienzos y su historia de gracia. El hombre al que ella veía orar por gente de toda condición y de todo el mundo, fue una vez tan humilde como ella. También descubrió, a través de los muchos milagros que se veían en el canal, que Dios había cambiado la vida de muchas personas que eran como ella. Ese descubrimiento dio una nueva orientación a su vida y preparó su mente para un futuro más brillante, y en aquel mismo momento clamó a Dios pidiéndole que hiciera en su vida lo mismo que había hecho por el Profeta T.B. Joshua.

4

La señora Doreen Goge.

Cuando volvía del trabajo se pasaba siempre por casa de su vecina para pedirle que pusiera la televisión y poder orar con el hombre de Dios. Estaba convencida de que la distancia no era barrera, y tenía una gran fe en que orar con el hombre de Dios le traería el cambio tan necesario en su vida. Es más, siempre que oraba con él, sentía una intensa presencia del Espíritu de Dios, signo que ella atribuía a la autenticidad del Profeta, como hombre de Dios. Durante esas sesiones de oración no permitía que sus problemas ocupasen su mente, sino que se centraba en orar con el hombre de Dios.
Con el paso del tiempo, la señora Goge llegó a ser una mujer fuerte espiritualmente. Solo el hierro afila al hierro, la unción en el Profeta T.B. Joshua la liberó, y la puso en una buena posición para solventar sus problemas. Su papel como activista en un partido local era desconocido por carecer ella de educación, pero cuando sus oraciones con el hombre de Dios cobraron intensidad, fue elegida Concejal de su partido. Su viaje del olvido al reconocimiento, de la pobreza al contentamiento, es prueba fehaciente de que nadie es insignificante a los ojos benévolos de Dios. Una mujer que no sabe leer ni escribir ahora se comunica con fluidez en inglés al compartir gozosa su testimonio: «Antes de ver Emmanuel TV nadie me conocía, pero después de orar con el Profeta T.B. Joshua, fui elegida Concejal de mi partido. Carecía de educación antes de ver Emmanuel TV pero después fui elegida Concejal y pude ir a la escuela».
Dando gracias a Dios en medio de ovación de la congregación de los congregantes, Doreen se maravilló de la transformación que Dios ha obrado en su vida. Ahora tiene casa propia y conduce un coche de importación, pero no olvida sus humildes orígenes. Sus hijos viven ahora cómodamente, y ella es respetada y querida en su comunidad como persona que ha conseguido alzarse de la oscuridad a la prominencia a través de las oraciones con el Profeta T.B. Joshua.
«Ahora hago obras de caridad con personas de distintos países y razas, siguiendo el ejemplo del Profeta T.B. Joshua. Es para mí un privilegio poder bendecir a otras personas, y utilizar las bendiciones que Dios me ha dado para ayudar a los menos privilegiados de mi comunidad», añadió. Aconsejó a las personas que de todo el mundo que escuchen la voz de Dios a través de Profeta T.B. Joshua porque esto verdaderamente funciona.

EL DÍA QUE LADRONES ARMADOS SINTIERON EL IMPACTO DEL PODER DE DIOS

Hajia Safiyat Abubakar era víctima de robos a mano armada cada vez que salía en viaje de trabajo, y volvía siempre casi sin dinero, de modo que su esposo tenía que proporcionarle fondos cada vez que quería viajar para comprar sus mercancías. Molesta con la situación, su familia estaba tensa, lo cual la empujó a buscar una solución donde no debiera; visitó muchos herboristas y espiritualistas, pero todo ello terminó siendo inútil, hasta que una amiga le habló de La SCOAN. Acudió a la Sinagoga, donde le hicieron entrega del Agua de La Mañana. Con ella volvió a casa y le habló a su esposo de aquel descubrimiento. «Probémoslo», dijo ella, aunque temía que acabase igual que todos los demás filtros y amuletos que le habían dado los herboristas.

5

La señora Hajia Safiyat Abubakar y su esposo.

Con el Agua de La Mañana en su poder, su esposo le proporcionó dinero para que pudiera salir de nuevo de viaje, y mientras se preparaba, se ministró el Agua de La Mañana. Al llegar a su destino y comprar todos los objetos con los que tenía previsto comerciar, volvió a ministrar el Agua de La Mañana sobre sí misma y sobre la mercancía. Los demás pasajeros la miraban preguntándose qué estaba haciendo, pero ella siguió concentrada. A mitad de camino, el vehículo se encontró con una banda de caballeros en la autopista que abrieron fuego contra el autobús para que se detuviera. Cuando lo hizo, los asaltantes desvalijaron todo el equipaje y dejaron aparte a los pasajeros. Cuando le tocó el turno a su equipaje, preguntaron de quién era. Hajia se dio a conocer y ellos le dijeron que los siguiera hasta unos arbustos. Ocho la llevaron al lugar indicado, y allí había siete más esperando. Un total de quince. Al verla, uno de ellos dijo que iba a ser una comida suntuosa. Mientras Hajia intentaba imaginarse a qué se refería, el líder de la banda le pidió que se desnudara en un intento aparente de querer violarla. Les suplicó que tuvieran compasión, pero ellos amenazaron con matarla, y para que entendiera que iban en serio, uno la apuntó con un arma y apretó el gatillo, pero la pistola no se disparó. Sorprendido, apuntó al aire y volvió a disparar. Atónito, volvió a apuntarle a ella y disparó, pero el arma parecía inutilizada. Hubo aún un intento más mientras apuntaba hacia el cielo.

6.jpg

La señora Hajia Safiyat Abubakar y su esposo.

Los delincuentes comenzaron a ponerse nerviosos. «¿A qué iglesia asistes?», le preguntaron. «A ninguna. Soy musulmana». Al parecer creían que utilizaba alguna clase de amuleto y querían saber su origen, a lo que ella contestó que utilizaba el Agua de la Mañana del Profeta T.B. Joshua. Bastó con que oyeran el nombre de T.B. JOSHUA para que el líder decidiera cachearla. Hundió la mano en su ropa y extrajo el Agua de La Mañana, pero su mano comenzó a temblar incontrolablemente como un pez sacado del agua y puesto sobre la arena. Incapaces de comprender lo que ocurría, el líder y todos los demás salieron corriendo, dejando atrás las armas y el botín, y se perdieron en la espesura.
Hajia volvió a la carretera donde se habían quedado el resto de pasajeros. Algunos la creían muerta, teniendo en cuenta el número de disparos que se habían oído, al verla temieron que se tratara de un fantasma, pero no; era la misma Hajia Safiyat que había salido victoriosa de su encuentro con unos ladrones armados que creían poder tocar lo que el Señor había bendecido. Feliz de encontrarse de nuevo con el resto de pasajeros, aún lo fue más al descubrir que no habían tocado ni un alfiler del equipaje. El dinero estaba intacto.
Había acudido a prestar testimonio en compañía de su esposo, y Hajia dijo a la congregación que desde aquel día no había vuelto a encontrarse con ladrones en sus viajes. «Este agua de la Mañana es algo muy pequeño pero muy poderoso. Me salvó la vida. Esto funciona, en el nombre de Jesús».

UNA SANIDAD QUE DESCONCERTÓ A LOS MÉDICOS

El 26 de octubre del 2015 será para siempre una fecha inolvidable para él. Había ayudado a un amigo a comprar una cocina de gas y estaba a punto de preparar la comida. No sabía que su amigo había encendido ya el fuego, y él fue a quitar el tapón de la bombona para conectarla a la cocina. De pronto, todo su cuerpo se vio engullido por el fuego. Cuando Mbangsi Emile logró apagar las llamas, su cuerpo presentaba unas quemaduras terribles. Su amigo lo llevó rápidamente al hospital, pero los médicos le dijeron que lo único que podían hacer era darle analgésicos.

7

El señor Mbangsi luego del accidente.

Fue trasladado a otro hospital de su pueblo, ya que su caso iba empeorando; la piel se le caía, y emitía un olor insoportable. Después de cuatro días, los médicos dictaminaron que debía quedarse en el hospital al menos seis meses para poder tener la ocasión de recuperarse, pero lo más inmediato era amputarle una oreja, ya que una vena se había visto afectada por las llamas. A pesar de ello, Mbangsi estaba esperando una última cosa; un amigo había ido a La SCOAN y volvería con el Agua de La Mañana.
En cuanto la tuvieron en su poder, familia y amigos se la ministraron con regularidad. En cuestión de días su estado mejoró. Incluso los médicos que habían dicho que tendrían que amputarle la oreja cambiaron de opinión, ya que su mejoría era notable. Orando y ministrándose el Agua de La Mañana constantemente, este joven camerunés fue dado de alta en dieciséis días, ya que los médicos entendían que no era necesario que permaneciera más tiempo ingresado.

8

El señor Mbangsi.

Del mismo modo que nadie sabe explicar cómo acaba el agua dentro de un coco, nadie podía comprender cómo aquel paciente se había curado en cuestión de días, cuando ellos pensaban que tendría que pasar meses hospitalizado.
Dando las gracias a Dios por su rápida sanidad y por su nueva piel, Mbangsi confirmó que se encontraba muy bien, y aconsejó a todos que corran hacia Dios en cualquier situación que puedan encontrarse.

¡DONDE LA MEDICACIÓN FALLA, JESÚS TRIUNFA!

9

La señora Martha Virgina corriendo.

Llevaba veinte años peleando un agudo dolor en la espalda que había sido diagnosticado como hernia de disco. Pero era un dolor tan intenso que le hacía la vida muy difícil, ya que apenas podía realizar las tareas domésticas. Tampoco podía ocuparse de sus hijos. Los médicos le habían recomendado numerosos fármacos, pero ninguno de ellos resultó

10

La señora Martha Virginia y su esposo.

ofrecer una solución permanente. Le sugirieron que probase con la fisioterapia, y comenzó a tratarse tres veces al año; a continuación hablaron de que se operase, pero no estaban seguros de que fuera a encontrar ninguna mejoría, de modo que acabaron diciéndole que soportara los dolores en lugar de ponerse en manos de los cirujanos y correr el riesgo de quedar en una silla de ruedas.
La señora Virginia Marta acabó poniéndose un corsé lumbar y tomando un montón de medicamentos, entre los que se encontraban unos que le daban un sueño tremendo. Cuando ya se hartó de la futilidad de los intentos humanos, decidió buscar la intervención Divina.
Según ella, el Espíritu de Dios la llevó a Internet, y allí supo de la existencia de Emmanuel TV y el Profeta T.B. Joshua. Tras ver al hombre de Dios orar por primera vez, se sintió

11

El Profeta T.B. Joshua ministrando a la señora Martha Virginia.

atraída por el canal ungido. Oraba con el hombre de Dios, pidiendo a sus hijos que le tradujeran sus palabras, ya que Virginia es una boliviana de habla hispana que reside en Argentina.
De visita en La SCOAN, Marta recibió por fin su sanidad el penúltimo domingo, al imponerle el hombre de Dios las manos durante el Servicio. Según ella, en cuanto el
hombre de Dios la tocó sintió una especie de frío por todo el cuerpo, y casi de inmediato, el dolor que llevaba atormentándola veinte años, desapareció. Llena de gozo y agradecimiento, arrojó lejos el corsé lumbar y la medicación diciendo que ya nunca más iba a necesitarlos.
Acompañada por su esposo en La SCOAN, Virginia testificó que ahora se siente libre y duerme de maravilla. La pareja aconsejó a las personas que tengan fe en Dios.

Anuncios