Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La atmósfera era la de una gran celebración. El diablo fue puesto en vergüenza y los hijos de Dios danzaban y cantaban alabanzas a su Padre Celestial, lo que hizo posible la victoria. Aún así, el Servicio Dominical de La SCOAN del 26 de febrero del 2017 fue solo la punta del iceberg. Había ríos de felicidad en muchos de los corazones mientras los congregantes compartían sus testimonios con los demás y el relato de la victoria en cada una de aquellas pruebas pasaba a ser también suyo, en el todopoderoso nombre de Jesús.

prophet-t-b-joshua

El Profeta T.B. Joshua

UN MENSAJE ESPECIAL DEL PROFETA T.B. JOSHUA PARA LOS AFRICANOS

«Ningún país africano puede tener éxito solo. Los africanos se necesitan el uno al otro para el desarrollo. Por ejemplo: África Occidental necesita a África del Sur, y África Oriental necesita a África del Norte para desarrollarse. Verdaderamente, somos indispensables el uno al otro. No podemos hacerlo el uno sin el otro. Nadie es autosuficiente. Todo el mundo tiene una contribución que hacer, ya seas pobre, rico, inmigrante o refugiado; tienes una contribución que hacer.
Respecto a los asuntos de la inmigración ilegal, las drogas y otros delitos, nuestro deber es trabajar con las agencias de seguridad proporcionándoles información que pueda serles útil. Solo cuando estas agencias no logran cumplir con su tarea es cuando podemos protestar legalmente.
Queridos africanos, no debemos permitir que otros hermanos africanos se sientan mal acogidos en nuestros países. África ha descuidado por completo a sus jóvenes. Los ha abandonado a sí mismos. África no ha sabido proporcionarles lo necesario, cuando el mañana del continente es la juventud.
Cuando pienso en el futuro de África, paso noches sin dormir. Todo me parece pesimista, frustrante, sin esperanza, oscuro, triste, tenebroso, sombrío y sin luz.
Todos somos responsables por este estado de las cosas. ¿De qué modo podemos avanzar? El Señor me ha instruido para que yo mismo esté disponible y yo sé que Dios, en Su grandeza, debe haber tocado también a otros africanos para que juntos podamos remediar este desafío.
Estas palabras aparecerán en los medios sociales y otros canales de comunicación para reunir a otros. Larga vida al futuro de África (la juventud). Larga vida a África. ¡Que Dios les bendiga!»

2

La Evangelista Cindy

Por otra parte, en su mensaje titulado EL DESAFÍO DEL AMOR, la evangelista Cindy animó a los Cristianos a no considerar como algo personal los desafíos a los que han de enfrentarse, y a cambiar el enfoque cuando las cosas no estén saliendo como debieran. «Si no podemos cambiar la situación, es hora de cambiar el enfoque», dijo. Poco después, añadió que el perdón es el principio fundamental si queremos desatar el favor y la clemencia de Dios: «Cuando perdonamos, recibimos el favor y la clemencia de Dios».
Para resumir su mensaje empleó estas palabras: «Ha llegado el momento de que mostremos amor. Hagamos algo bueno que sea reflejo de nuestro amor por Dios. Tomemos hoy el camino del amor. No tengamos en cuenta las ofensas que nos puedan hacer, porque desde luego ese no será nunca el camino del Señor».

TESTIMONIOS

¡JESÚS TIENE LA ÚLTIMA PALABRA!

En 2006 esperaban un hijo, y Paul Malichi viajó a Sudáfrica con su mujer para que pudieran hacerle unas pruebas. El resultado del escáner arrojó el terrible resultado de que el bebé no nacería normal; al parecer presentaba varios quistes cerebrales. Según el médico, la presencia de esos quistes significaba que el bebé nacería con un severo Síndrome de Down, y aconsejó con toda solemnidad el aborto. La señora Malichi era incapaz de asimilar la amarga información que le había dado el médico, y lloraba desconsolada mientras se lo refería a su esposo.

3

El señor Paul Malichi y familia.

Molesto con la postura del médico, Paul rechazó la posibilidad de ser padre de un bebé anormal, y la propuesta de practicar un aborto le era totalmente inaceptable. «Esto no puede pasarle a mi hijo», decía para sí, y para cimentar su convicción, este zambiano residente en Swazilandia, decidió visitar La SCOAN con el fin de contrarrestar toda esa información negativa. Sabía que la Arena de La Libertad está siempre rebosante de bendiciones, y que la distancia no es barrera, así que decidió tomar parte en ello.
Ocupó su puesto en la Línea de Oración, y recibió las oraciones del Profeta T.B. Joshua para luego volver a Zambia. Pero por desgracia allí se encontró con una gran tensión que emanaba de la incertidumbre en que vivían aquellos días. Por cada gota de duda que albergaba su esposa, Paul disponía de una panacea de fuerza y valor incalculables. Su fe en Dios se combinaba con su certeza de que las oraciones de La SCOAN pronto acarrearían resultados positivos en su esposa.
En la siguiente cita con el médico no se encontró nada negativo en el bebé, de modo que la pareja esperó a que se produjera el nacimiento.
Desde que viera la luz del mundo, hace ya diez años, el niño no ha dado muestra alguna de problemas mentales. Según Paul, «es uno de los muchachos más inteligentes que conozco».
Corroborando la historia de su marido sobre lo ocurrido, la señora Malichi, nativa de Swazilandia, refirió que el problema había comenzado estando embarazada de cinco meses, y contó a la audiencia cómo había logrado hacer acopio de fuerza psicológica para soportar la revelación que le había hecho el médico. Dio las gracias a Dios porque la hubiera llevado de la mano en aquella dura prueba, aunque reconoció que hubo momentos en los que su fe experimentó las mismas sacudidas que un barco zarandeado por una tormenta en el mar.

EL PERDÓN ABRE LAS PUERTAS MÁS OBSTINADAS

Era como si Dios le hubiera abandonado. Intentaba encontrarle sentido a la vida, pero todo era en vano. Como empresario dedicado a la exportación de cacao, no debería tener problemas para crecer en su trabajo, pero ese no era el caso de Charles Chabruma, pues luchaba junto a su familia para sobrevivir. Llegó a tal punto su preoucupación, que decidió abandonar a su familia unicamente para buscarse otra mujer de la cual incluso llegó a pagar el dote para casarse con ella. Su familia era muy infeliz con todo este drama, pero él no podía de salir de la tela de araña de una situación en la que nunca se habría imaginado que terminaría metiéndose. Un día, este tanzano recordó que había un ministerio en Nigeria conocido por su capacidad de darle la vuelta a cualquier situación y dotarla de un final glorioso. Envió su solicitud y fue invitado a visitar La SCOAN.
El 15 de septiembre de 2013, el señor Chabruma recibió una profecía de labios del Profeta T.B. Joshua: «Tiene que perdonar a esa mujer. Hay una mujer en su vida a la que tiene que perdonar. Hágalo, porque veo… veo que está solo». Él asintió, corroborándolo. «Y después, el acontecimiento que está aguardando le será dado».
Con esa profecía volvió a su país e hizo las paces con la mujer sobre la que el hombre de Dios le había hablado. Y esa paz le llenó de alegría el corazón.

4

El señor Charles Chabruma e hijo.

Seis meses después, recibió la llamada de un socio anterior, que lo animaba a que retomasen el negocio que antes compartían. Aunque aquel prometedor giro de los acontecimientos le satisfizo enormemente, no tenía dinero y así se lo hizo saber. Gracias a la intervención de Dios, su socio le ofreció un dinero que le devolvería con las ganancias que obtuvieran en su negocio de cacao. Días después ya tenía el dinero en su cuenta, y el señor Chabruma llamó al personal que antes tenía trabajando con él y que se había quedado desempleado para hacerles saber que se había recuperado y que estaba dispuesto a volver a empezar.
Desde aquel día y hasta la hora presente, el éxito no le ha abandonado, como tampoco lo han hecho las bendiciones de Dios, ya que su empresa ha seguido prosperando para mayor gloria de Dios. Según el señor Chabruma, el perdón es la llave que abre la puerta a una vida mejor. Había acudido a La SCOAN con la idea de que debía ser liberado, cuando en realidad lo que tenía que hacer era perdonar a alguien. Ahora es consciente de la fuerza que puede tener el perdón, y las puertas que puede abrir a una realidad maravillosa en la vida de cada uno. «En la actualidad, tengo una empresa nueva trabajando en el mismo sector que la antigua. Gracias a haber sido capaz de perdonar, tengo tres oficinas y ciento cincuenta empleados», reveló, acompañado por su hijo.
Añadió que su familia ahora vive en paz, y que han dejado toda aquella tristeza atrás, y mientras mostraba a la congregación fotografía de sus casas, de sus oficinas, de sus varios vehículos de importación y otras propiedades, confirmó a quienes le escuchasen que el perdón es una clave de la liberación, y que solo aquellos que creen en Dios y en Sus profetas pueden prosperar.

MIS AÑOS DE DROGAS, VIOLENCIA Y SANGRE SE HAN TERMINADO

Akague Kennedy estaba ahogándose en las drogas. Era adicto a la cocaína, y se había gastado una fortuna en narcóticos. Ostentaba uno de los cargos más elevados en la Unión Nacional de Trabajadores del Transporte por Carretera, y era también boxeador profesional, pero su infame descenso a los abismos de la drogadicción habían destruido su vida social y había colocado su matrimonio en la cuerda floja. Llevaba ya quince años esnifando cocaína, sin preocuparse por nada más. Cuando se quedaba sin droga, recurría a pegar a las personas indiscriminadamente, y con estos deleznables actos de violencia, su carrera como boxeador sufrió un gran deterioro. Akague llegó a ser una amenaza para la sociedad. Llegó a ser el rey de los bajos fondo en Abuja porque conocía a todos los traficantes de drogas y especimenes violentos que operaban allí, y a los que podía convocar con facilidad cada vez que se necesitaba crear el caos entre sus enemigos y oponentes. Tenía una indomable facilidad para enfrentarse él solo a grupos numerosos y salir victorioso, ya que una extraña fuerza se apoderaba de él cuando estaba en inferioridad numérica.

5

El señor Akugue Kennedy y familia.

En una ocasión, recurrió al fetichismo con intención de fortificarse ante un posible contraataque. Visitó un doctor nativo que preparó varios encantamientos para él; algunos se los tomó y otros los añadió al agua del baño. Le habían dicho que esos filtros podían hacerlo invisible e impenetrable a las balas. A medida que iba perdiendo la capacidad de razonar, su matrimonio y su carrera comenzaron a pasar a segundo plano para él. En una ocasión en que la policía intentaba detenerlo, lo dispararon pero ninguna bala acertó en su cuerpo y pudo escapar. En otra, acompañado por su cohorte de malhechores, dio una paliza de muerte a un pastor y a los miembros de su iglesia, después de haber transformado su iglesia en un antro para beber.
Después de semejante abominación, el pastor lanzó sobre él toda clase de juramentos y desde aquel día, su vida, como un coche conducido por un loco, metió la directa y tomó por destino la destrucción total. Consciente de que una pesada carga estaba aniquilando su vida, este hombre originario del estado de Edo, en Nigeria, acudió a toda clase de herboristas y terminó tomándose todo tipo de pociones en un intento de liberarse de las repercusiones de su terrible proceder. También se sometió a distintos ejercicios espirituales en los que se conjuraba demonios que surgían de bajo tierra. En todo este transcurso hubo ocasiones en las que quiso dejar de drogarse y alejarse de la violencia, pero no logró enderezar el curso de su vida.
Pasaba casi todas las noches en clubs y hoteles, fumando y acostándose con mujeres de escasa virtud. Perdió el afecto por su esposa y la abandonó. Un amigo le habló de La SCOAN y dado que durante todo este tiempo el anhelo de ser liberado había estado palpitando en él, decidió concertar una cita con Dios el penúltimo domingo en la Arena de La Libertad. Aquel día, mientras el Profeta T.B. Joshua ministraba liberación y profecía, Kennedy gritó pidiéndole que lo liberara de su siniestro destino.
«Hombre de Dios, por favor… soy drogadicto, señor. Llevo quince años tomando drogas. ¡Hombre de Dios, ayúdeme! Consumo cocaína, y eso ha destrozado mi matrimonio y mi promoción en la oficina».
Habiendo sido boxeador y el terror de sus semejantes, capaz de destrozar a sus adversarios sin pestañear, no se esperaba que pudiera caer al suelo con tanta facilidad y humildad. El hombre de Dios se movió en torno a él, ordenando al espíritu maligno que lo poseía que saliera de su cuerpo, y Kennedy se movió bajo la influencia el Espíritu Santo, antes de caer al suelo tras recibir el toque ungido del hombre de Dios en su cabeza.
El pasado domingo volvió a La SCOAN a compartir su testimonio, acompañado por su familia, y relató cómo al pedirle perdón a Dios, había detenido la destrucción de muchas personas. Según relató, su vida ha dado un gran giro después de la liberación. Ya no consume drogas y ha olvidado su brutalidad. Reconoció que las drogas destruyen muchos aspectos de la vida de una persona, y animó al mundo entero a aprender cómo seguir a Dios. Su padre le acompañaba también para la ocasión y fue él quien refirió a los presentes que su hijo había empezado a fumar, beber e ir con mujeres a la tierna edad de cuatro años, lo que vino a demostrar que el problema de Akague estaba ya en la familia antes de que el hombre de Dios lo liberara.

CÓMO MI DESEO POR LAS MUJERES MAYORES FUE DERROTADO POR EL ESPÍRITU SANTO

Temitope Oladele se despertó un buen día y decidió dejar a su mujer por otra, bastante más mayor. Según él, el problema comenzó poco después de casarse. Empezó a soñar con tener intercambios sexuales con mujeres mayores. Desde que comenzaron aquellos sueños, la felicidad y el bienestar que existía en su matrimonio comenzó a desmoronarse. Incluso perdió el trabajo, y su carrera se lanzó cuesta abajo.
Una pareja que antes dormía en la misma cama pasó a vivir en universos diferentes. Perdió el amor por su esposa hasta tal punto que llegó a arrojar sus pertenencias fuera de la casa y a pedirle que se marchara. Sabía que esos actos no eran normales, pero parecía incapaz de evitarlos. No podía. Era como si un velo cubriera su capacidad de razonar. Temitope recordaba que su padre había sido polígamo y que había varias cuestiones nocivas que empañaban la imagen de la familia. Incluso su hermano tenía hijos con varias mujeres distintas. Esas realidades anormales parecían encajar con el rechazo que experimentaba por su esposa, lo cual le hacía pensar que había algo que no iba bien en su persona.
Estando en el trabajo conoció Emmanuel TV, ya que sus compañeros veían la emisión a través de YouTube, le interesó y comenzó a buscar el modo de visitar La SCOAN, y tuvo la gran suerte de que su jefe lo enviase a Lagos para ocuparse de un asunto de trabajo. Se alojó en un hotel de la ciudad, y precisamente allí mantuvo una relación con una mujer mayor. ¿Por qué tenía aquella inclinación por las mujeres de más edad? Antes de que la mujer pudiera volver para pasar otro rato con él, el señor Oladele salió disparado del hotel en las horas del amanecer y corrió a La SCOAN a pedir ayuda.

6

El señor Temitope Oladele y familia.

Estando allí el penúltimo domingo, el Profeta T.B. Joshua se dirigió a él durante el tiempo destinado a las profecías: «Hay un hermano hoy aquí… no puedes contenerte. Te gustaría abandonar a tu esposa para casarse con una mujer mayor. Muy mayor. Tienes una esposa hermosa, pero esto es un encantamiento. Te encuentras a ti mismo fracasando en amar a esta mujer». Temitope se adelantó y confirmó que la profecía era cierta, y con un grito le pidió a Dios que lo liberase a través de Su siervo. El hombre de Dios ordenó al espíritu responsable de su pesadilla que saliera del hombre, y lo declaró liberado en el nombre de Jesús. Levantándose del suelo al que el poder del Espíritu Santo le había arrojado, alzó al cielo los brazos para dar las gracias a Dios por su liberación y mostrarle su reverencia.
Este pasado domingo, Temitope acompañado por su familia, refirió a la congregación cómo había llegado a hartarse de tener aventuras con mujeres mayores y cómo incluso su hijo había empezado a manifestar algunos rasgos anormales, consecuencia sin duda de su propio comportamiento. Dio las gracias a Dios por ponerle fin a semejante ciclo de vicio. Poco después de su liberación, el amor por su mujer quedó restaurado, y siguiendo el consejo del hombre de Dios, la hizo ir también a ella. El matrimonio se reconcilió por la intervención del hombre de Dios, y su testimonio fue más allá de la liberación. Fue también la celebración de un matrimonio que, estando a punto de destruirse, quedó restaurado para mayor gloria de Dios y por el bien de Sus hijos.

CONFESIÓN DE UNA ESTAFADORA USANDO EL NOMBRE DE T.B. JOSHUA

Al final de la sección de los testimonios, una mujer ya de edad, que podría pasar por ser la madre querida de cualquiera de los presentes deseosa de confesar las bondades de Dios, se adelantó para hacer una confesión atroz. Su apariencia apacible y bondadosa ocultaba en realidad un corazón perverso, codicioso y corrupto.

7

La señora Funsho Odum.

Albergando la esperanza de que Dios en su clemencia le perdonase su perverso pasado, Funsho Odum confesó haber estafado a personas por todo el país utilizando fraudulentamente el nombre del Profeta T.B. Joshua, al que ella ni siquiera conocía en persona. Se presentaba como su mano derecha, y tras ganarse la confianza de la gente, de las iglesias y de sus reuniones, recogía sus donativos en nombre de la iglesia, les decía, cantidades que podían oscilar entre 50.000 y 130.000 nairas y que ella decía entregar a la iglesia, algo que por su puesto nunca hizo, sino que acababa gastándose en caprichos.
Un hombre llegó a confiar en ella de tal modo que le pidió que le buscase una mujer responsable en La SCOAN a la que pedir matrimonio. Funsho no había estado nunca en La SCOAN, ni conocía a ninguno de sus miembros, pero ni corta ni perezosa fue al pueblo en busca de su propia hermana para que se casara con el hombre, advirtiéndole previamente que se presentara como miembro de La SCOAN. El matrimonio llegó a celebrarse y tuvieron dos hijos, pero como lo que mal empieza, mal acaba, acabaron separándose.
Todo continuó discurriendo de este modo hasta que un día alguien le pidió que le presentase una prueba que demostrase que había entregado los donativos a La SCOAN, ya que habían empezado a despertarse ciertas sospechas, pero Funsho, con una inspiración perversa, escribió una carta en la que se adjuntaba un recibo firmado, decía ella, por la mano de T.B. Joshua en la que se admitía haber recibido el dinero, de modo que el engaño continuó.
Confesó haberse quedado con coches, ropa, regalos y dinero que la gente traía de fuera para el hombre de Dios, en lugar de llevarlos a La SCOAN. Llegó incluso a imaginar profecías falsas y a bendecir jabones y agua, diciendo que provenían del Profeta T.B. Joshua, que lo enviaba en agradecimiento por su lealtad y sus donativos.
La tela de araña de sus mentiras fue enredándose más y más, mintió a prominentes miembros de la sociedad diciéndoles que el hombre de Dios les ordenaba que hicieran sacrificios, que vendieran sus tierras y entregasen el beneficio a la iglesia para sus labores humanitarias, que por supuesto ella se encargaba de recoger. También utilizaba el nombre del profeta para obtener favores de la gente, como por ejemplo en el caso de un hombre que bajó el precio de la tierra que vendía para que ella pudiera ganarse una comisión en la transacción.
Una vez confesado todo esto, rogó el perdón al hombre de Dios, quiso que la liberara e imploró perdón a todos aquellos a los que hubiera ofendido con sus malvados actos. Esto demuestra que da igual cuánto se alargue una mentira, porque la verdad siempre acaba ganando la carrera. Cualquier cosa que empieza mal, terminará mal, y si no queremos acabar enfrentándonos al fracaso, asegurémonos de comenzar con Dios.

ORACIÓN MASIVA

La oración masiva dirigida por el Profeta T.B. Joshua, acorraló de tal manera a satanás y sus secuaces que todos los espíritus inmundos, todas las aflicciones y manipulaciones demoníacas se inclinaron ante el poder superior de las bendiciones que derramó el Espíritu Santo. Muchos fueron los que vomitaron sustancias venenosas, mientras que otros quedaron libres de ancestrales cadenas. El Profeta T.B. Joshua ordenó a las enfermedades fuera en el poderoso nombre de Jesús: «Esté donde esté la enfermedad en tu vida… en tu sangre, en tus riñones, en el hígado, en los fluidos, en los huesos, en la piel… ¡que el poder de Dios descienda sobre ti, en el nombre de Jesús!»
Hubo profecías que cambiaron el destino de muchas personas, mientras el hombre de Dios los instó a declarar: «A partir de este momento, no voy a ser el mismo. Mi negocio, mi economía, mi carrera, mi futuro… ¡Alguien está ocupado cambiando mi historia!».
El hombre de Dios oró de manera especial por los espectadores. Consciente de que la distancia no es una barrera, los animó a extender las manos hacia la pantalla del televisor mientras él ordenaba a las enfermedades y los problemas que desaparecieran de sus vidas: «Le digo a esa enfermedad, que el poder de Dios descienda, dondequiera que esté localizada esa enfermedad, ¡fuera en el nombre de Jesús!». Oró también pidiendo la restauración en distintos aspectos de sus vidas, incluyendo sus matrimonios, los negocios y las finanzas
Orando por África, lamentó que el continente haya descuidado a la juventud,  como lo ha hecho, y añadió que Dios debería intervenir en aquellas áreas en las que el continente necesita redención. Declaró progreso para el continente y encomendó al mundo entero en las manos de Dios, pidiendo paz en todos los puntos atribulados del universo.

Anuncios