Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

 

EVANGELISTA BOLAJI

EVANGELISTA BOLAJI

Su mensaje se centró en la vida de los cristianos, que desde los tiempos de Abraham, nunca ha sido un camino de rosas. La evangelista explicó que, a pesar de que como cristianos nuestras expectativas son siempre muy elevadas, no debemos perder la fe ni el valor cuando nos tropezamos con el muro de la incertidumbre, o con la pruebas y tentaciones que la vida pone en nuestro camino: «Incluso el plan de futuro más cuidadosamente trazado puede tropezarse con algún problema que lo haga parecer inexistente».

Advirtió de la necesidad de no entrar en un estado de negación del amor de Dios cuando tengamos que enfrentarnos a una prueba que ponga en jaque nuestra fe: «Dios siempre está dispuesto a responder a nuestras oraciones; Él siempre nos responde, pero no somos capaces de escuchar sus palabras por nuestras limitaciones en el ámbito de la fe». Tras hacer varias analogías bíblicas, la evangelista recordó que Dios no comete errores en Su gestión del tiempo porque lo sabe todo, y Su tiempo tiene una medida distinta a la nuestra. Utilizando como ejemplo la historia de Pedro y su fracaso en la pesca, explicó a la congregación que un encuentro con Jesús transformará su desilusión en ilusión, igual que le ocurrió a Pedro: un encuentro con el Maestro y sus redes se llenaron de peces primero y de hombres, después.

TESTIMONIOS

ALCOHOLISMO Y TABAQUISMO ABOLIDOS GRACIAS AL AGUA

Titilola Labode había sido enviada a Inglaterra para terminar su educación universitaria, pero algo la desvió de su propósito, y ese algo fue el tabaquismo y el alcohol. Cada día consumía al menos veinte cigarrillos y una generosa cantidad de vino, lo que pronto empezó a apurar sus reservas de dinero. Para subsanarlo aceptó un trabajo a tiempo parcial, algo que iba contra los deseos de sus padres, y precisamente como un gesto de amor paternal, su padre decidió darle una tarjeta de crédito, creyendo que su hija se lo merecía y sin imaginarse que su dinero acabaría yendo al pozo de sus adicciones. Pero para Titola no había marcha atrás, además teniendo en cuenta que tenía amigos que pensaban como ella y con los que compartía el mismo estilo de vida destructivo.

2

LA SRITA. TITILOLA LABOED, LIBRE DEL TABAQUISMO Y ALCOHOLISMO

Una vez terminados sus estudios en Inglaterra, sus padres le pidieron que volviera a Zimbabwe, pero ni de vuelta en su tierra dejó de beber. A veces llegaba incluso a emborracharse y a vomitar después delante de todo el mundo. En una ocasión, llegó a gatas a casa de sus padres, acompañada de varios perros. Según relató ella misma, aquella época en la que esos hábitos dominaban su vida, solía tener muchas pesadillas: soñaba con serpientes, escorpiones y toda clase de animales venenosos. También soñaba que mantenía relaciones sexuales con personas desconocidas, pero sobre todo su salud estaba quedando destrozada por el abuso del alcohol y del tabaco.

Su madre, una prominente parlamentaria de Zimbabwe, tenía grandes planes para su hija y no estaba dispuesta a cruzarse de brazos mientras los engañosos deseos del mundo seguían creciendo como la mala hierba en la vida de Titiola, y llegó a la conclusión de que lo mejor que podía hacer por ella era llevarla a La SCOAN para que la liberaran, consciente de que detener esos perniciosos hábitos escapaba a la capacidad humana.

De modo que llevó a su hija a La SCOAN, donde el profeta T.B. Joshua oró por ella y donde fue liberada de un modo inmediato y casi sin esfuerzo, una prueba más del ilimitado poder de Dios.

Titiola describió más tarde la experiencia vivida, y la recordó como una especie de corriente eléctrica que le recorrió el cuerpo cuando el hombre de Dios la señaló: «Aun sin haberme tocado, caí al suelo, convencida de que alguien me había empujado desde atrás, pero cuando vi el vídeo, comprobé que no había nadie».

De nuevo en La SCOAN para compartir su testimonios, acompañada por su madre, Titiola refirió a la congregación cómo había mejorado su vida tras ser liberada. Al parecer, poco después, soñó con que quería fumar un cigarrillo, pero el Profeta T.B. Joshua se lo quitaba y lo destruía; al despertar, el deseo de fumar y beber la había abandonado. Su madre recalcó a los padres que prestasen más atención a las necesidades espirituales de sus hijos y no solo a sus necesidades materiales, y Titiola aconsejó a la juventud que se rodeara de personas creyentes en Dios, que estudiasen la Biblia y que escucharan a sus padres.

CÓMO ESCAPAR A UNA HUMILLACIÓN DE ALCANCE INTERNACIONAL Y CÓMO CONSEGUIR UN VISADO GRACIAS A UNA PROFECÍA

3

EL SEÑOR Y LA SEÑORA CON SUS VISADOS

Joseph Imarhiagbe estaba intentando obtener el permiso de residencia en el Reino Unido, y fue en ese transcurso cuando comenzó a relacionarse con mala gente, empujado por la ambición malsana de hacerse rico rápidamente y a toda costa, pero se llevó una grandísima desilusión cuando acabó siendo detenido y deportado por estar en el país sin el necesario permiso. Enfrentado de nuevo con la dura realidad de la vida en Nigeria, Joseph se dio cuenta de que tendrían que pasar al menos diez años para poder volver a solicitar el visado de entrada en el país. La esperanza de lograr una vida mejor para su familia en el Reino Unido se había desvanecido… pero solo hasta que se tropezó con Emmanuel TV vía YouTube.

Un amigo de la familia que vivía en Francia lo animó a visita la Arena de la Libertad, donde la palabra de Dios se manifiesta con más fuerza que las palabras. Estuvo allí en abril de 2016, y fue allí donde se encontró consigo mismo a través de la mirada profética de Dios encarnada en el profeta T.B. Joshua. El hombre de Dios reveló muchas cosas sobre él, incluyendo la cita inminente que tenía en la embajada del Reino Unido. Bastó el roce de la mano del Profeta bendecida por Dios para que la fuerza del cielo lo arrojase al suelo.

La profecía se confirmó dos semanas después de haber estado en La SCOAN: a Joseph le fue concedido un Permiso Europeo de Residencia Familiar que le permitiría volver al Reino Unido.

Volvía de viaje a Inglaterra cuando fue detenido por equivocación en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, acusado de viajar con un pasaporte que no era el suyo. Mientras le interrogaba uno de los agentes de Fronteras, Joseph ministró el Agua de la Mañana para pedir la intervención de Dios, y diez minutos más tarde, los oficiales de fronteras se disculpaban con él y le permitían entrar en el país.

Joseph Imarhiagbe quiso compartir su experiencia con la congregación en compañía de su mujer y declaró que Jesús había tomado las riendas de su vida. Según él, la tranquilidad de espíritu y el progreso que ha experimentado su vida no se parecen en nada a la angustia y la frustración que sintió con la deportación.

«No acudan a los amigos, sino a Jesús», aconsejo a los congregantes y a todos los televidentes del mundo.

Anuncios