La congregación reunida en La SCOAN pudo comprobar una vez más la exhibición de la gloria de Dios, además de disfrutar la agradable sorpresa del documental del peregrinaje profético del Profeta T.B. Joshua por Israel y Grecia, destinado a acrecentar la fe de los creyentes. El hombre de Dios fue recibido en Belén, el lugar de nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, por su alcaldesa, la señora Vera Baboun. El señor Ayoo Kara, Viceministro de Cooperación Regional, se reunió con el hombre de Dios en Tel Aviv, la capital de Israel. Asimismo, el presidente de la reputada organización de rescate en casos de desastre ZAKA, Rabbi Yehuda Mecí Zahav, honró también al Profeta T.B. Joshua por su trabajo humanitario concediéndole un galardón.

La segunda etapa de su visita a tierra santa llevó al Profeta a Grecia, donde visitó el lugar en el que se erigía la cárcel que recluyó a Pablo y Silas en

Filipo. Allí oró conducido por el Espíritu de Dios por los espectadores de Emmanuel TV y todas las naciones del mundo. Utilizando el emplazamiento de la prisión citada en la Biblia como punto de contacto, ordenó que se rompieran todas las formas de esclavitud espiritual en nombre de Jesús, y los testimonios no han dejado de llegar a través de los medios sobre el intenso poder de Dios que alcanzó a las vidas de muchas personas mediante la oración.

1

EVANGELISTA YETUNDE

Mientras, en un mensaje titulado «DIOS NOS HACE APTOS», la evangelista Yetunde animó a los cristianos a no aminorar su capacidad de hacer las grandes obras de Dios, ya que Él, cuando elige a una persona para una tarea, por grande que pueda parecer, cualificará a esa persona y la dotará de las herramientas necesarias para llevar a cabo ese encargo. Citó el caso de Moisés, que tenía problemas en el habla, pero al que Dios cualificó para guiar al pueblo de Israel a la tierra prometida. «Cuando Dios llamó a Moisés en la zarza ardiente para hacerle el encargo de liderar al pueblo de Israel en su salida de Egipto, le cualificó para la tarea. Es el Espíritu Santo derramado sobre los sirvientes de Dios lo que les hace adecuados para el encargo». Para concluir, conminó a los cristianos a no permitir que los placeres del mundo les aparten de Dios, ya que «Con Su Palabra, tenemos Su paz».

TESTIMONIOS

YUGOS DE MUERTE PREMATURA Y DE POBREZA QUEDARON EXPUESTOS Y DERROCADOS POR UNA PROFECÍA

Asediado por el yugo de una muerte prematura en la familia, Ikechukwu Nwodo no podía dejar la vida a su suerte. Era muy consciente de que las manos frías de la parca acechaban a la vuelta de la esquina, esperando volver a golpear. Sus padres y algunos de sus hermanos mayores habían fallecido inexplicablemente antes de hora, y su hermano pequeño batallaba contra un cáncer de huesos. Precisamente fue la situación de ese hermano lo que le empujó a acercarse a la Arena de la Libertad. Había consultado con muchos espiritualistas buscando ayuda para su hermano, pero nadie pudo hacer nada porél, hasta que una mujer les habló del Agua de la Mañana. Ikechukwu ministró el Agua de la Mañana a su hermano, y el cáncer comenzó poco a poco a sanar, lo que les animó a visitar La SCOAN, donde el Profeta T.B. Joshua oró por su hermano y les hizo entrega del Agua de la Mañana.

2

SEÑOR NWODO E HIJO

Su hermano sanó del cáncer en un abrir y cerrar de ojos, lo cual sirvió de estímulo a su fe y le convenció de que la muerte prematura dejaría de atormentar a su familia si visitaba La SCOAN. Fue ese convencimiento lo que le llevó a acudir a un Servicio Dominical, y el hombre de Dios lo localizó sentado entre la gente en el auditorio. «Fuiste iniciado a muy temprana edad», le dijo el Profeta, «Sientes grandes remordimientos. Pero ahora conoces a Jesús. Sabes que necesitas liberación… sabes que fuiste iniciado». Estas fueron las palabras que pronunció el Profeta T.B. Joshua antes de imponerle las manos al señor Nwodo.

Tras su liberación, Ikechukwu relató las maravillas que Dios había obrado en su vida. La muerte prematura y la pobreza eran los espíritus que dominaban antes su existencia, pero ahora Dios lo había bendecido con un gran desahogo económico ya que, tras la liberación que efectuó el Hombre de Dios, pudo construir cuatro edificios.

El señor Nwodo explicó a la congregación cómo la Palabra de profecía cambió su vida y restauró la paz y la felicidad en su familia.

«Con Dios, todo es posible: no debemos poner límites a lo que Dios puede hacer en nuestra vida».

NO HAY MEJOR CARDIÓLOGO QUE EL ESPÍRITU SANTO

El señor y la señora Pascal Mpoy se habían topado con una triste realidad: su pequeña Precious tenía un agujero en el corazón que solo se solucionaría con una cirugía, durante la cual se insertaría un aparato especial de modo permanente en el corazón de la pequeña. Estos sudafricanos rechazaron la intervención, y buscaron el favor de Dios en La SCOAN, donde recibieron y se ministraron el Agua de la Mañana.

3.jpg

FAMILIA MPOY

Cuando volvieron a su país, sometieron a la niña varias pruebas para evaluar la situación de su corazón. Para mayor gloria de Dios, todas las pruebas mostraron que el agujero que tenía había desaparecido. Era un milagro que los médicos no podían comprender.

Los señores Mpoy acudieron a prestar testimonio sobre la milagrosa sanación de su hija y para dar gracias a Dios por haber acudido en su rescate.

«La vida está llena de desafíos. Cuando lleguen, sean fuertes en nombre de Jesús», fue el consejo que dejaron para quienes se hallaran en una situación semejante.

LA BENDICIÓN DE DIOS LOGRA UNA PROMOCIÓN Y EL DESPEGUE DE SU CARRERA

A pesar de sus magníficas calificaciones académicas, Edmund Fiany estaba atascado profesionalmente. Desde el año 2000 desempeñaba el puesto de Subdirector, un paso previo indispensable para llegar a ser Director en el plazo aproximado de tres años. Pero ya habían pasado doce, y seguía estancado.

4

SEÑOR EDMUND FIANY

Era tal su desesperación que había consultado con muchos espiritualistas que solo habían logrado confundirlo más. Fue su esposa quien decidió hablarle de Emmanuel TV, ya que no estaba dispuesta a cruzarse de brazos y seguir viendo como su marido sufría, y acudió a La SCOAN.

De vuelta a Ghana, la señora Fianu le entregó a su marido el Agua de la Mañana y oró con el hombre de Dios en Emmanuel TV. Una semana después, recibía una carta en la que se le notificaba el ascenso a Director de un Instituto.

Su esposa volvió a visitar La SCOAN, y él fue trasladado a un Instituto que figura entre los veinte mejores de todo el país.

La carrera del señor Fianu como educador ha continuado floreciendo desde que empezó a ministrarse el Agua de la Mañana y a orar con el hombre de Dios en Emmanuel TV. Ha escrito y publicado varios libros de inglés, y los ha vendido en distintos Institutos y Escuelas de su país. Ahora los vende también en China e India. También ha logrado doctorarse en su carrera.

«Las personas con cierto nivel educativo dan por garantizadas las cosas espirituales. Sin embargo, la gente empieza a darse cuenta que los asuntos del espíritu no pueden tratarse de un modo material. Mi consejo para aquellas personas cultas que tengan que enfrentarse a problemas espirituales es que busquen a Jesucristo», fue su consejo para todos aquellos que le escuchasen.

UNA SOLUCIÓN POCO COMÚN PARA UN PROBLEMA POCO COMÚN

Angustiada y emocionalmente maltrecha, Christie Pua, de origen indonesio, había acudido a La SCOAN con sus dos hijos, llorando e implorando la ayuda del hombre de Dios, convencida de que la escucharía. Su esposo, un nigeriano de Imo State llamado John Egesi, que tenía negocios con Indonesia, había vuelto a su país de origen con su familia, pero todo había comenzado a desmoronarse. Incluso en el pueblo en el que se habían instalado todo iba de mal en peor, ya que lo acusaban de haber matado a su padre y a otros parientes. Para evitar los problemas que comenzaban a desbordarse en el pueblo, todos tuvieron que huir a Laos tras vender la mayor parte de sus pertenencias, pero eso no bastaba para pagar el hotel y la manutención.

5

SEÑORA PUA, ESPOSO E HIJOS

Acabaron echándolos a la calle, y la vida se volvió aún más hostil para ellos. No tenían dónde vivir, ni dónde ir, nada que comer y nada que hacer. El señor Egesi se esforzaba por atender las necesidades de su familia trabajando, y no siempre, en un mercado electrónico llamado Alaba Internacional, en el que ganaba no más de 200 o 1000 nairas, lo que no bastaba para que su familia pudiera comer tres veces al día. Su mujer y sus hijos acabaron echándose a la calle en busca de socorro. Su hijo de trece años buscaba en las basuras todo aquello que se pudiera vender, y fue precisamente esa búsqueda de ayuda lo que los llevó a

6La SCOAN ya de noche, llorando y desamparados. La SCOAN y Emmanuel TV los aceptó en la iglesia, les dio una opípara comida y un lugar en el que descansar. Lo que aquella pareja y sus hijos les contaron sobre las dificultades por las que estaban pasando era descorazonador. El propio padre de familia se echó a llorar relatando su odisea en un mundo atribulado y feroz.

Al conocer los detalles de su situación, el profeta T.B. Joshua y los colaboradores de Emmanuel TV hicieron la siguiente donación: al señor Egesi le entregaron la suma de quinientas mil nairas para que pudiera volver a ponerse en pie, y el compromiso del hombre de Dios de que le conseguiría un buen trabajo para que pudiera volver a establecerse con su familia en Indonesia. Para Christie Pua y sus dos hijos, obtuvo los documentos pertinentes y los billetes de avión para que pudieran volver a Indonesia, todo ello con un coste de siete mil dólares, con otros tres mil más para su manutención. El hombre de Dios y los colaboradores de Emmanuel TV también garantizaron el pago de la escuela que eligieran para ellos en Indonesia.

7

Dando las gracias a Dios por haber utilizado al Profeta T.B. Joshua y a Emmanuel TV para secar sus lágrimas, tanto la pareja como sus hijos expresaron su profunda alegría por el cambio que habían experimentado en su vida merced de la gracia de Dios.

 

 

 

DESESTIMADA UNA ACUSACIÓN INJUSTA

La mujer que supuestamente era su esposa le había metido en un buen lío, acusándolo de secuestrarla y abusar de ella sexualmente. Como ugandés que sirve en el Ejército Norteamericano, sabía que la sociedad americana no se toma a la ligera esas acusaciones. El Sargento Ian James Musika no encontró otro sitio en el que refugiarse salvo La SCOAN, consciente como era de que su trabajo y su carrera estaban en juego, en caso de que lo hallaran culpable de los delitos que se le imputaban.

Allí recibió el Agua de la Mañana de manos de los evangelistas, y el demonio que acudía a cada encuentro don aquella mujer tan irresponsable fue expulsado.

8

SEÑOR MUSIKA

Volvió a Estados Unidos preparado para el litigio, y entro a la vista armado con su Agua de la Mañana. Antes de entrar en la sala, ministró el agua en la puerta de acceso.

Lo primero que ocurrió fue que quien lo acusaba no lograba entrar en la sala en la que se celebraba la vista. Luego, una vez ante el juez, no hacía más que moverse con nerviosismo, hasta que el juez dio por zanjado el caso al decidir ella retirar la denuncia, por lo que el señor Musika quedó libre de cargos.

Poco después de esta desagradable experiencia, fue ascendido en el ejército para mayor gloria de Dios Todopoderoso.

«No debemos huir de Dios sino acudir a Él cuando tengamos que enfrentarnos a una circunstancia difícil, y tener fe».

Esas fueron las palabras que dirigió al mundo entero.

DOS HERMOSAS CRIATURAS ACABAN CON VEINTITRÉS AÑOS DE ESTERILIDAD

Cómo fue capaz de soportar la tormenta de vergüenza y la ausencia de auto estima que acarreaba su incapacidad de fecundar a su primera esposa es todo un ejemplo de paciencia. Durante veintitrés años, Alabo Ayebaemi se enfrentó al problema de un bajo recuento de esperma, hasta el punto de que su primera esposa lo abandonó cuando fue incapaz de soportar el estigma social que pesaba sobre su unión sin hijos.

9

SEÑOR ALABO AYUBAEMI Y FAMILIA

Cuando toda esperanza de obtener una solución médica quedó cercenada, decidió recurrir a La SCOAN, y allí recibió el Agua de la Mañana.

Comenzó a ministrársela, acompañándola de oraciones, lo que hizo que su fe creciera astronómicamente, hasta el punto de que volvió a casarse, y tal y como se esperaba, poco tiempo después de que su nueva esposa se fuera a vivir a su casa, quedó encinta. Aunque los vecinos murmuraran diciendo que su mujer ya estaba embarazada cuando se casó con él, Alabo no perdió la calma y siguió orando. Nueve meses después, su esposa dio a luz a un niño a quien pusieron el nombre de Praise God (Alaba a Dios).

Mientras refería cómo había sido su curación y la bendición que había supuesto para él tener aquella hermosa criatura en los brazos, Alabo anunció que su esposa volvía a estar embarazada, prueba irrefutable de que su esperma había sanado tras ministrarse el Agua de la Mañana.

La pareja estuvo completamente de acuerdo en cuanto al mensaje que querían dirigir a los oyentes: «¡Crean en Dios y confíen en Él! No luchen solos».

LIBERADA DE LAS GARRAS DE LA PROSTITUCIÓN

 Tenía la noble ambición de seguir estudiando, pero esa ambición cayó presa de una elección equivocada y destructiva que tomó cuando solo tenía trece años. Un embaucador puso ante sus ojos la idea de unos pastos más verdes al otro lado del mar y ella, traicionada por su juicio inmaduro, no fue capaz de ver el peligro que la esperaba tras aquel viaje fatídico.

Abandonó los estudios y viajó a Costa de Marfil en compañía de otras nueve chicas, y ninguna de ella supo que se trataba de una red de prostitución hasta más adelante, cuando la mujer que había organizado el viaje le dijo que iban a tener que trabajar «muy duro» para ella.

10

SEÑORITA NKECHI Y FAMILIA

La señorita Nkechi llegó a acostarse con treinta hombres al día. En cuestión de tres meses, había reunido el dinero suficiente para pagar a esa mujer.

Durante ocho años, su familia en Nigeria no supo de su paradero, y cada vez que ella los llamaba, se inventaba historias para calmar la ansiedad que les provocaba su larga ausencia. En dos ocasiones había sido deportada de España por intentar dedicarse a lo mismo en Europa.

Tras el intento infructuoso de pasar a Europa, conoció a un nigeriano que dijo haberse enamorado de ella y que inmediatamente la pidió en matrimonio. Enamorados, Nkechi se quedó embarazada, y su amor la llevó de vuelta a Nigeria para que pudiese conocer a la familia de su marido. A continuación fue a casa de su madre en Delta, donde dio a luz a unos gemelos que fallecieron trágicamente poco después.

Destrozada y frustrada, sin dinero para cubrir sus necesidades, intentó volver a Costa de Marfil, ya que todo el dinero que tenía ahorrado y depositado en la cuenta bancaria de su marido, había desaparecido: le había robado un millón de francos CFA.

Convencida de que no tenía otro lugar al que recurrir, intentó volver a Costa de Marfil para seguir ejerciendo la prostitución, pero increíblemente se dejó engañar de nuevo por el mismo hombre y volvió a quedar encinta. Cuando el niño al que llamó Blessing (Bendición) tenía un año, volvió a Nigeria.

Doce años más tarde, con un hijo del que cuidar, seguía atrapada en la trampa de la prostitución, y amenazó a su familia con suicidarse o con volver a Costa de Marfil. Su madre sabía que el problema tenía una raíz espiritual, y le aconsejó que buscase su liberación en la Arena de la Libertad. Nkechi decidió seguir el consejo de su madre y asistió a una sesión especial de oración que tuvo lugar un lunes en La SCOAN, donde quedó bajo la influencia del poder de Dios cuando el Profeta T.B. Joshua le impuso las manos. Manifestó que el demonio le había destrozado la vida cuando la bendición de Dios logró arrinconarlo y expulsarlo.

11Tras la liberación, Nkechi le dijo a la congregación que ahora es una persona nueva. Tenía unos sueños muy alentadores. Incluso se había visto a sí misma evangelizando contra la prostitución en un sueño el mismo día en que fue liberada por el Hombre de Dios.

Una larga e intensa ovación de los asistentes celebró su conversión en Cristo, y los miembros de su familia que la acompañaban dieron las gracias a Dios por haberles ayudado a recuperar de las garras de un demonio destructor llamado prostitución a aquella oveja descarriada.

«Las jóvenes deberían ir siempre de la mano de Dios y convencerse de que el estado en que se encuentren no es su destino final. No beberían dejarse engañar por falsos amigos, sino seguir siempre a Dios».

LLEGUÉ A LA SCOAN PRÁCTICAMENET MUERTO

Egbuehe Boyd Ikemekuna quiso compartir su testimonio. Originario de Alambra State, Nigeria, explicó que en 2013 enfermó. Creía que era malaria. Recibió tratamiento para esta enfermedad, pero su salud seguía deteriorándose. Sus jefes le dieron permiso para que volviese al hospital, y le fue diagnosticada hepatitis B y una inflamación del apéndice. Se quedó extremadamente delgado. Era «un esqueleto andante», hasta el punto de que los hospitales empezaron a rechazarlo porque parte del personal sanitario sentía miedo al verlo. Incluso algunos miembros de su propia familia le dieron la espalda por su deplorable estado.

Los médicos le dijeron que la única solución sería operarlo, pero corriendo un riesgo tremendo de que perdiera la vida durante la operación. Toda esperanza estaba perdida, y pensó que se acercaba el final. Tan angustiado estaba que comenzó a plantearse la idea del suicidio.

12

JOVÉN EGBUEHE BOYD Y SU MEJOR AMIGA

Su pastor le habló de Emmanuel TV, y comenzó a orar con el Profeta T.B. Joshua a través de la emisión. Una voz le decía que aún había esperanza. «Dios, lo he intentado todo. Ahora quiero que seas tú quien lo intente», dijo un día mientras oraba. Fue pronunciar aquellas palabras y sintió que recuperaba fuerzas. Entonces decidió ir a La SCOAN y, en la Línea de Oración, el Profeta T. B. Joshua le impuso una mano e inmediatamente sintió que algo abandonaba su cuerpo. Por otro lado, le hicieron entrega del Agua de la Mañana, que comenzó a ministrarse.

Había transcurrido una semana desde su visita a La SCOAN cuando fue al hospital para un chequeo, y resultó que los análisis dieron negativos a hepatitis B. ¡Había sanado por completo, tanto de la hepatitis como de la inflamación del apéndice!

«La enfermedad proviene de la boca del infierno, y lo único que la atrae es el pecado. Jesús es la cura. Vine a La SCOAN prácticamente muerto, y ahora estoy vivo y más fuerte que nunca».

 

 

Anuncios