Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El servicio dominical de La SCOAN del 15 de mayo vino a demostrar la armonía que existe entre la Palabra de Dios y su poder. La congregación expresó la alegría que le inspiraba estar en Su presencia, sabiendo que todas sus súplicas y peticiones iban a ser escuchadas. Los testimonios, las profecías y las oraciones demostraron que el Altísimo siempre está trabajando para que aquellos que viven de acuerdo con Su voluntad puedan disfrutar de la felicidad y Sus bendiciones. El coro se aseguró de que no hubiera ni un momento de aburrimiento con su interpretación de unas canciones que acariciaban el alma.

EL PROFETA T.B. JOSHUA

El mensaje del Profeta T.B. Joshua, QUE TUS ACTOS CORRESPONDAN CON TUS PALABRAS

Versaba sobre la fiabilidad de nuestro Señor Jesucristo. El hombre de Dios animó a los cristianos a confesarse ante Cristo y a aferrarse a Él si de verdad desean experimentar los cambios positivos y las bendiciones reservados a aquellos que creen en Él : Ya han visto las razones por las que se puede creer en Jesús. Él es digno de confianza. Si confiamos en Él, no nos desilusionará. Nunca nos fallará, porque no es humano. Y sabiendo que es fiable, abrámosle nuestro corazón, que cuando le hayamos confesado lo que llevamos dentro, Él nos aportará el equilibrio que necesitamos. «Confesar lo que llevamos en el corazón», significa «que nuestros actos se correspondan con nuestras palabras». Es decir, que lo que digamos sea lo que estemos haciendo.

Pero confesarnos a Cristo no es todo lo que hay que hacer. Según el hombre de Dios, debemos confesarnos a Cristo desde el corazón y con fe porque es ahí, en el corazón, donde mora el Espíritu de Dios. En otras palabras: aquellos que se confiesan a Cristo en espíritu y sinceramente, siempre lograrán que Dios se ponga manos a la obra, independientemente de la magnitud o la dificultad de la situación en que se hallen. La fe vive en el corazón del hombre. El corazón es el espíritu, nuestro espíritu, pero no en el sentido literal. No lo consideramos así. Bíblicamente, el corazón es el espíritu del hombre. Podemos referirnos a él como corazón o como espíritu. La fe radica en el corazón del hombre o en su espíritu. El corazón tiene que ver con el ahora y con el futuro que está por llegar. Lo que hacemos ahora, lo que creemos, es lo que vamos a creer también mañana. Cuando abrimos nuestro corazón, tenemos hecha la mitad del trabajo.

Para concluir, el hombre de Dios les dijo a los cristianos que, una vez hayan abierto su corazón a Dios, podrán estar más tranquilos. Una vez Dios es consciente de la situación personal de alguien, se asegura de que esa situación no consuma a esa persona. Todo lo contrario: hace que esa persona cobre fuerza tras haberse enfrentado a ese desafío.  Cuando Dios sabe cuál es nuestra situación, podemos dejar de preocuparnos. La situación ya no puede seguir destruyéndonos, ni destrozándonos. La lucha nos hará más fuertes. No nos perjudicará, sino que nos hará mejores.

EVANGELISTA ANNE

La Evangelista Anne había intervenido antes con su mensaje titulado LA MANO DE DIOS LO HACE TODO. Lo que vino a decir en él fue que merced al poder del Espíritu Santo y la obediencia, un hombre puede llevar a cabo hazañas si es la mano de Dios la que lo guía y la que lo lleva más allá de lo que alcanza la comprensión humana en un mundo lleno de dudas, intelectualismo, vanidad e incertidumbre. Cuando el Espíritu Santo mora en nosotros, lo hace con el fin de ayudarnos a desarrollar lo sagrado en nuestro carácter, de manera que los hombres no puedan ser juzgados por el color de su piel o la capacidad de inspirar a los demás, sino por su verdadera naturaleza. Al igual que el crecimiento físico es un fruto del tiempo, el crecimiento intelectual un fruto del aprendizaje y el crecimiento espiritual lo es de la obediencia, crecemos en carácter mediante la obediencia a Dios. Él no recompensa necesariamente a las personas buenas o inteligentes, sino a los obedientes. Las bendiciones que nos llegan mediante la obediencia marcan la diferencia y permiten que la mano de Dios obre a través  de nosotros.

Iluminados por la Palabra de la fe, el testimonio revelador de quienes declararon a continuación sirvió de fuente de inspiración.

ESCAPE PROFÉTICO DE UN PASTOR DE LAS GARRAS DE UN ESPÍRITU

3 PASTORSA pesar de provenir de una familia de evangelistas, el obispo Nkosi, originario de Sudáfrica, no era capaz de desprenderse del espíritu de lujuria que lo tenía cautivo. Su matrimonio de diecinueve años se estaba resintiendo por el asalto de aquel espíritu itinerante que era para él el espíritu de una esposa. En muchas ocasiones, incluso se dirigía a él en voz alta. Antes de ser pastor, se había dedicado a inspeccionar tierras, y cada vez que viajaba por cuestiones oficiales, se alojaba en un hotel y le pedía a su conductor que le buscara prostitutas. Era incapaz de controlar aquella perversa necesidad de mujeres.

Cuando abrazó a Cristo como pastor y fue puesto al frente de una iglesia, siguió resultándole difícil dejar de tener relaciones extra maritales. En aquel momento, su mujer ya no le resultaba atractiva; todo en ella le resultaba extraño y desagradable. Solo obtenía placer de acostarse con mujeres desconocidas que, en realidad, no eran tan hermosas como su mujer. El espíritu de mujer que se había metido en su cuerpo estaba logrando destruir su matrimonio. Cada vez que iba a preparar sus sermones usando el ipad, aparecían imágenes pornográficas que desviaban su atención. Sus votos quedaban comprometidos cada vez que los miembros de su ministerio, en particular las mujeres, se dirigían a él con familiaridad y sin el debido respeto a un obispo servidor de Dios.

La magnitud de la esclavitud a la que lo tenía sometido el espíritu era terrible. Lo visitaba en sueños y mantenía relaciones sexuales con él, y aunque las disfrutaba mientras duraban, en ocasiones sentía un arrepentimiento y un remordimiento tremendos. Era algo que se escapaba a su comprensión y control, y mientras, su esposa se veía obligada a padecer la soledad que él había instituido en su matrimonio debido a sus infames escapadas con otras mujeres. Incluso cuando ella quería tener intimidad con su esposo, él le ofrecía excusas absurdas, llegando incluso a acusarla de tener en ocasiones un olor desagradable. También era difícil comprender por qué un obispo que se había hecho millonario cuando aún tenía dieciocho años no era capaz de mantener su riqueza. Era obvio que el espíritu de mujer que se había adueñado de él pretendía destruirlo por completo.

Tras practicar ayunos y orar para intentar expulsar al espíritu maligno de su vida, la merodeadora volvió a aparecérsele, y fue entonces cuando su esposa lo convenció de que la acompañara a La SCOAN, donde se decía que el poder de Dios realizaba verdaderas hazañas. Aunque ya le había mostrado Emmanuel TV hacía al menos diez años, su confesión religiosa había creado un muro en torno a él que le impedía disfrutar de los beneficios espirituales de ver el canal. Cuando por fin llegó a La SCOAN en compañía de su esposa, en mayo de 2016, se encontró cara a cara con el indiscutible poder de Dios.

Al verlo, el hombre de Dios hizo una profecía: Hay un hermano aquí. Es pastor. Lleva el espíritu de una mujer dentro, y esto ha venido creándole problemas con su ministerio y su esposa. Adelántese… El obispo Nkosi se dio a conocer sin dudarlo, acompañado por su esposa y confirmó la profecía: Hombre de Dios, soy el pastor sobre el que ha hablado en su profecía, y es cierto que tengo en mí el espíritu de una mujer que no me deja seguir con mi labor. Me asalta en sueños, y a veces duerme entre mi esposa y yo, confesó, angustiado.

El poder del Espíritu Santo liberó al obispo Nkosi de las garras perversas del espíritu que le asediaba y que contaminaba su vida con la lujuria, la ira y otras actitudes irresponsables.

Tras referir los terribles momentos que el problema de su esposo le habían hecho pasar, la señor Nkosi dio las gracias a Dios por la nueva vida que tiene en la actualidad gracias a la liberación. Del mismo modo, el obispo Nkosi dio las gracias al Señor que en toda su gloria había querido liberarlo. Ya no ve a su esposa con un aspecto repulsivo, sino que la considera una mujer hermosa y atractiva, y se dirigió a la congregación aconsejándole que desconfíe de las redes sociales, ya que pueden ser una puerta a la corrupción espiritual. También aconsejó a los hombres que se aferren solo a Dios cuando tengan que enfrentarse a algún desafío.

HEMORRAGIA NASAL CORTADA DE RAÍZ

CUATRO-3PSitu Kareem, nacido en el estado de Osun, Nigeria, se despertó sobresaltado una noche, hacia la una y media de la madrugada, al sentir algo extraño en la nariz. Cuando se miró en el espejo, vio que sangraba abundantemente, y asustado y confuso, despertó a su mujer. Cuando ella vio la cantidad de sangre que salía, recurrió a la oración y buscó en la nevera una Calcomanía de la Unción para colocársela en la frente. Pero el sangrado y el consiguiente susto continuaban, de modo que también le ministró el Agua de la Mañana, pidiéndole insistentemente a Jesús que no se muriera. Por su parte, el señor Kareem despertó a sus hijos para pedirles que grabaran lo que estaba ocurriendo y para que así tuvieran un recordatorio exacto de cómo había muerto. A pesar de su razonamiento, las oraciones y esfuerzos de su esposa pronto obtuvieron el resultado deseado: sacó otra Calcomanía de la Unción del teléfono de su esposo, la sumergió en un vaso de agua y le pidió a su marido que bebiera. A aquellas alturas ya había tragado mucha sangre, pero al beber aquel agua Dios acudió en su ayuda. Exactamente a las tres de la madrugada, tal y como la señora Kareem había solicitado en sus oraciones, la hemorragia cesó. Aquel chorro de sangre se secó al entrar en contacto con el maravilloso poder de Dios.

Con gozo eufórico pero algo confuso y sorprendido, el señor Kareem, musulmán de confesión, reconoció que aquel milagro era demasiado significativo para esconderlo bajo la alfombra. Como musulmán, se sentía motivado para testificar sobre la bondad de Dios porque nunca había presenciado una muestra tan palpable de su omnipotencia, y en compañía de su esposa y su cuñado, aconsejó a quienes lo escucharan que tuvieran una fe absoluta en Dios.

NO HAY PIEDRA EN EL CAMINO QUE SE RESISTA AL ESPÍRITU DE DIOS

CINCOEn 2006, Rachel Oka Owan Enoh, nacida en Cross River, Nigeria, tuvo un sueño en el que alguien le golpeaba la cabeza con un talismán. Desde entonces, había venido padeciendo tremendos dolores como resultado de una inflamación del cuello. Todos sus esfuerzos por encontrar una solución habían fracasado, aun cuando la habían llevado a visitar a muchos de aquellos que se llaman a sí mismos «profetas» o herbalistas, y que solo se habían dedicado a sacarle el dinero para después abandonarla a su suerte. Mientras sobrellevaba el dolor como podía, una amiga le habló de Emmanuel TV, y viendo la multitud de testimonios y milagros que aparecían en el programa, decidió acudir a La SCOAN con la convicción de que su sanación estaba ya sellada en nombre de Jesús.

Allí recibió el Agua de la Mañana y las lecturas bendecidas que la acompañan. Leyendo los testimonios que se incluyen, Rachel volvió a su casa y siguió ministrándose el Agua de la Mañana. El primer síntoma de mejoría fue una extraña regurgitación de pus por la boca al abrirse la inflamación que tenía en el cuello, lo que venía a demostrar que el Agua de la Mañana había destruido algo fatal que tenía alojado en la garganta. Y cual fue su sorpresa cuando una rara piedra salió de la inflamación. Desde entonces, todos los dolores e hinchazones desaparecieron.

Esposa de un senador, la gracia de Dios se percibía en Rachel mientras, dirigiéndose a los espectadores de todo el mundo, les conminaba a mantenerse firmes y fuertes cuando tuvieran que enfrentarse a cualquier clase de prueba o tentación. La protección de Dios estaba asegurada.

UNA COPIOSA HEMORRAGIA SE ENFRENTA AL FUEGO DEL ESPÍRITU SANTO

Desde 2008, la señora Godwin venía experimentando copiosas hemorragias para las que los médicos le habían pautado distintos tratamientos que no habían logrado su objetivo, ya que tras varios exámenes no habían logrado identificar la causa. La señora Godwin había tenido que asumir la pesada carga de vivir llevando compresas que pudiesen controlar el excesivo flujo de sangre que salía de su cuerpo. A veces tenía que utilizar dos compresas juntas e incluso pañales para no mancharse.6 Llevaba tiempo encomendándose a Dios pidiéndole ayuda, y al final acabó yendo a La SCOAN. Antes de presentarse en la Arena de la Libertad, se encontró con el profeta T.B. Joshua en sueños, quien según ella, se aparecía y la libraba de la enfermedad. Ese sueño fue uno de los factores que la empujaron a conocer La SCOAN.

Durante el penúltimo servicio dominical, el hombre de Dios hizo una profecía: Hay una hermana aquí que sangra. Nada detiene ese sangrado… a veces, cuando toma unas pastillas, cede un poco, pero solo eso.

Vestida toda de blanco, la señora Godwin salió de entre la congregación y se arrodilló en el altar para recibir la liberación con un roce de la mano del hombre de Dios en la cabeza.

De vuelta en La SCOAN junto a su marido para prestar testimonio, la señora Godwin lamentó lo mal que lo había pasado por su problema, y animó a todos a creer en Dios y a tener fe en Él.

ESPÍRITU DERROTADO EN LA ARENA DE LA LIBERTAD

Cuando Concepción tenía dieciocho años, fue a nadar con un grupo de amigas en su Guinea Ecuatorial natal. Al lanzarse a una de las pozas del río, un objeto brillante llamó su atención. La corriente amenazaba con llevárselo, pero ella insistió y por fin lo alcanzó. Con él en las manos, salió del río y descubrió que se trataba de una alianza de oro. De inmediato se prendó de ella y se la colocó en un dedo. No tenía ni idea de que aquel tesoro iba a abrir un capítulo horrible en la historia de su vida. De pronto, después de casarse, un espíritu con aspecto de hombre comenzó a aparecérsele y a atormentarla. Se le aparecía en formas extrañas, a veces solo medio humanas, para pedirle que le entregase a sus dos hijos a cambio de colmarla de tesoros. Concepción rechazó su ofrecimiento y le sugirió que pidiera otra cosa que no fuera la vida de sus hijos, pero el espíritu se enfadó y continuó atormentándola. Los problemas se superponían los unos a los otros, y al final acabó teniéndolos incluso con su marido. El punto final fue su huida a Camerún solo para evitarlos.

7 EGUINEAComo suele ocurrir, le contó su experiencia a una amiga, que la acompañó a conocer a un hombre que pretendía ofrecerle una solución recurriendo a la medicina tradicional, para lo cual le pedía una elevada suma de dinero. Pero de camino a la remota aldea donde vivía el hombre en cuestión, tuvieron un accidente de auto que estuvo a punto de hacerle perder las extremidades. Cuando por fin fueron a ver al adivino, este la llevó al bosque, mató un ave de corral, y le dijo que sus problemas se habían terminado. Otra mujer a la que fue presentada le pidió que le llevase alimentos: arroz, carne de ternera y aceite de palma, para llevar a cabo la curación. Tras efectuar una especie de abracadabra, le pidió que llevase toda aquella comida a una encrucijada donde se la comería una cabra, y que así sus problemas desaparecerían. Pero, por supuesto, no fue así, y a Concepción no le quedó más remedio que volver a su casa.

De vuelta en su país, su carácter se volvió violento. Siempre tenía ganas de discutir. De hecho, llegó a participar en peleas violentas en la que hirió a varias personas, después de lo cual solía calmarse. Incluso la policía la conocía ya, y estaban cansados de sus desmanes, hasta tal punto que cuando la amenazaron con encerrarla, ella no cedió.

Fue el Espíritu de Dios el único que logró plantarle cara a Concepción durante un servicio dominical: el hombre de Dios la localizó de entre los allí congregados gracias al poder del Espíritu Santo y la liberó del espíritu que la atormentaba y que le había estado destrozando la existencia. Para ella, la vida a partir de su liberación, se ha convertido en un remanso de paz. Ya no está bajo la influencia del mundo acuático. Tampoco se pelea ya a la menor provocación. Está llena de serenidad, una serenidad que solo puede lograrse cuando opera el Espíritu de Dios.

El consejo que nos ofrece es que cuando necesitemos ser liberados acudamos siempre a Dios.

MATRIMONIO AL BORDE DEL DESASTRE SALVADO Y RESTAURADO

Los señores Ogong llevaban casados veintiséis años, pero solo doce habían convivido como marido y mujer, e incluso esos doce años se habían caracterizado por los desacuerdos y el rencor. La pareja, originaria de Uganda, había tenido la oportunidad de vivir en el Reino Unido, y allí criaron a cuatro hijos gracias a sus buenos puestos de trabajo. Al señor Ogong le ofrecieron un puesto en Uganda como director de una agencia gubernamental y tuvo que volverse, dejando a su esposa y a sus hijos en el Reino Unido, y en sus espaciadas visitas fue quedando muy claro de que la intimidad entre su esposa y él se había perdido. Cada vez que volvía o que recalaba en el Reino Unido de camino a otros países, prefería estar con los amigos que pasar tiempo con su familia.8 -2 COUPLE La actitud del señor Ogong era su reacción a los problemas maritales. Decía que su esposa era cada vez más intolerante. Se enfadaba a la menor provocación y el rencor le duraba días enteros, e incluso semanas. Para él era un hueso duro de roer. Y dado que no vivían juntos en Uganda, el señor Ogong tenía la oportunidad de andar detrás de otras mujeres. Tuvo varias novias y concibió varios hijos fuera del matrimonio, y continuó disfrutando de esas abominables escapadas hasta que encontró a Cristo y se enamoró de Emmanuel TV. Como el canal no se podía sintonizar entonces en la televisión de Uganda, lo veía a través de YouTube, y los mensajes del profeta T.B. Joshua le inspiraron, en particular el que hablaba de las ofensas. A medida que iba viendo programas y escuchando las enseñanzas del hombre de Dios, fue dándose cuenta de que los desafíos a los que se enfrentaba su matrimonio no eran corrientes, de modo que decidió visitar La SCOAN con su esposa.

Durante el penúltimo servicio dominical, estaba sentado en el auditorio en compañía de su mujer cuando el hombre de Dios identificó su problema con la ayuda del Espíritu Santo:

-¿Dónde está su esposa? Espero que estén juntos de nuevo.

Sí, lo estamos –respondió él.

-Porque tuvieron una crisis que los separó por completo. Esa crisis ha destrozado a la familia, porque ahora, a pesar de que están juntos, no hay afecto entre ustedes.

La pareja confirmó hasta el último detalle de la profecía y fueron liberados en nombre de Jesús.

Su vuelta a La SCOAN para prestar testimonio estuvo rodeada de felicidad. Ambos se disculparon por el daño que se habían hecho mutuamente y dieron gracias a Dios por la paz que se había instalado en sus vidas. Su consejo para las parejas y en general para todo el mundo fue que se abracen siempre a Dios y que nunca le den la espalda.

ESPECIALISTA MÉDICO DE NUEVA YORK SANADO DE CÁNCER GRACIAS A UNA PROFECÍA

TECNICO ESPECIALISTAJeffry Osei, técnico en Radiología especializado en resonancia magnética, es nacido en Ghana pero vive en Nueva York. Un día, jugando con su hijo Joshua, descubrió que tenía un bulto en el pecho que le dolía. Acudió al médico, y descubrieron que tenía un cáncer en estadio dos. Siendo profesional de la medicina y habiendo trabajado con pacientes de cáncer, conocía perfectamente las implicaciones: iba a tener que enfrentarse al horror de la quimioterapia.

Pasó por las sesiones necesarias de quimio y radioterapia, y le dijeron que debería seguir tomando medicación durante cinco años, al cabo de los cuales el creyó que quedaría libre. Pero después del tratamiento descubrió que la pesadilla aún no había concluido.

Un día, al llegar al trabajo, sintió dolor, y tras hacerse las pruebas indicadas, descubrió que el cáncer que había afectado a órganos vitales, como por ejemplo el hígado, volvía a atacar.

Su hermano llamó desde África y le pidió que viera al Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV. Según refirió, no podía verlo porque cada vez que tocaba la pantalla estando en emisión Emmanuel TV, empezaba a temblar y se encontraba mucho peor, pero cuando su hermano le preguntaba si lo había visto, él le mentía y le decía que sí. Pero su hermano no tardó en descubrir el engaño al preguntarle sobre cosas que ocurrían en el programa y darse cuenta de que no contestaba adecuadamente. Entonces decidió que lo llevaría en persona a conocer La SCOAN, y aunque aceptó, Jeffry iba convencido en su interior de que iba a morir.

Si alguien te dice que tienes cáncer, tú piensas que ha llegado tu final. Cada vez que me iba a dormir, pensaba «ya no te vas a despertar».

De hecho, pocas veces lograba dormir, debido a la tremenda preocupación que le inspiraba su propia situación y la de su familia.

Una vez en La SCOAN, el hombre de Dios Profeta T.B. Joshua hizo una profecía que acertó de pleno: le dijo que había desarrollado un tumor en el pecho que después se había extendido por todo su cuerpo y que según los médicos había alcanzado su grado máximo.

El profeta oró por él y para sorpresa del señor Osei, el hombre de Dios lo tocó precisamente en el lugar en que más le dolía.

De repente experimentó la sensación de que sus huesos se volvían quebradizos y sintió que se caía, aunque pudo evitar hacerse daño. La oración del profeta T.B. Joshua hizo que las bendiciones rompiesen el yugo de la enfermedad y fue declarado libre.

Aquella noche, por primera vez desde hacía mucho tiempo, durmió como un bebé, e incluso llegó tarde a desayunar.

En el presente se encuentra de maravilla, por dentro y por fuera: quiero dar las gracias a Jesús y decirles a todos que Jesús está vivo. El dolor que tenía en el pecho ha desaparecido, y eso que era un dolor que no me dejaba casi respirar con normalidad. Mi consejo es el siguiente: limpien su corazón antes de acudir a Jesús. Cuando se ora con el corazón limpio, ya se tiene ganado el cincuenta por ciento del terreno. Cuando oramos con un corazón limpio, los problemas desaparecen. Hombre de Dios, no sé cómo darle las gracias. Solo puedo decir que volveré a compartir mi testimonio. Busquen a Jesús, que él es la respuesta.

JESÚS ES, SIN DUDA, LA RESPUESTA.

¡EMANUEL!

Anuncios