Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

El servicio del Domingo de Resurrección en La SCOAN fue memorable, ya que se hizo eco con toda intensidad del triunfo de nuestro Señor y Salvador Jesucristo sobre la muerte, el pecado y la tristeza, ofreciendo a la congregación y a los Cristianos del mundo entero la oportunidad de reencontrarse con los ideales de Cristo resucitado, a quien según el coro, no podemos negar: No puedes negar a Jesús… Él quiere conocerte.

 

EL PROFETA T.B. JOSHUA

EL PROFETA T.B. JOSHUA

En una oración verdaderamente intensa, el profeta T.B. Joshua actualizó el sentido del término «resurrección», es decir, la consecución de la paz, la serenidad y la alegría en el nombre de Jesús. Dirigiéndose a la congregación y a los espectadores de todo el mundo, dijo que muchos de nosotros hemos estado pretendiendo un destino que nos es ajeno, y que la promesa que Dios nos hace en Pascua es precisamente devolvernos nuestro destino para que podamos alcanzar nuestra vocación. Según sus palabras, no importa lo que estemos haciendo. Lo que importa es para lo que estemos destinados.

En la primera parte del servicio, el evangelista Chris, en su mensaje titulado «La muerte ha sido derrotada», pidió a los cristianos que reflexionaran sobre el hecho de que la Pascua de Resurrección es un día para celebrar su propio triunfo sobre la muerte, la enfermedad y la pobreza a través de la sangre que Jesucristo vertió, pagando con ello el precio supremo por el bien de toda la humanidad:

La Pascua es un día especial en el que celebramos la resurrección de Quien pagó el precio supremo por nuestros pecados. ¡Hoy estamos aquí para celebrar que la muerte se tornó en victoria! Si Jesucristo derrotó a la muerte en la Cruz del Calvario, ¿a qué problema te enfrentas tú hoy que no pueda ser derrotado? ¡Hoy, tu enfermedad será derrotada por la salud! ¡Tu pobreza será derrotada por las bendiciones! ¡Tus cadenas serán derrotadas por la libertad! ¡Tu infertilidad será derrotada por la fecundidad! ¡Las pruebas a las que has de enfrentarte serán transformadas en testimonio! Jesucristo vive. No nos ha dejado.

EL EVANGELISTA CHRIS

EL EVANGELISTA CHRIS

Concluyó pidiendo a los cristianos que no perdamos la concentración en nuestro fin último, y que no permitamos que la crudeza de la realidad diaria nos aparte del camino de la verdad y el honor:

Nada puede ser más ridículo o absurdo que permitir que los síntomas o los sentimientos nos conduzcan a dudar de las promesas de Dios. Podemos creer en Dios. Su promesa es inamovible. No puede mentir. La Biblia está llena de promesas para cada aspecto de nuestra vida, y siempre que tengamos fe, se cumplirán.

TESTIMONIOS

DE INQUILINO A PROPIETARIO GRACIAS A UNA PROFECÍA

3

EL SEÑOR ROBERT DUT TALANG

Robert Dut Talang había emigrado a los Estados Unidos desde su país de origen, Sudán, cargado de esperanza y expectativas. Había creído tener ante sí un tiempo próspero, sencillo y fructífero en Norteamérica, pero lo que se encontró allí fue bastante descorazonador. La vida no era para él lo que se dice un camino de rosas, ya que a duras penas conseguía pagar sus facturas, incluido el alquiler de la casa donde vivía. Su negocio agonizaba. Tras intentar salir de esa situación sin conseguirlo, un amigo le habló de La SCOAN.

Convencido de la presencia de Dios en la Arena de la Libertad, el señor Talang visitó La SCOAN y el hombre de Dios, el Profeta T.B. Joshua, le dirigió unas palabras proféticas: «Le va a ir bien», fue lo que le dijo, dándole la mano y mirándolo a los ojos con una sonrisa, algo que en su interior volvió a encender la llama de la esperanza. Aferrándose a esas palabras, el señor Talang volvió a su casa con el Agua de la Mañana que el hombre de Dios le entregó.

Sin olvidar ni dudar por un segundo de esas palabras, el señor Talang oró junto con su familia al tiempo que se ministraban el Agua de la Mañana. Poco tiempo después, lo impensable ocurrió. El dueño de la propiedad que ocupaba para trabajar y residir le informó de su intención de ponerla en venta, y quiso saber si él estaba interesado en adquirirla. Aunque no tenía un céntimo, recordó la profecía del hombre de Dios y ministró el Agua de la Mañana en la propiedad, convencido de que Dios lo arreglaría todo.

Una vez hecho, creó una sociedad nueva y junto con sus abogados se reunió con el propietario para negociar la compra. Y para mayor gloria de Dios, tras unas fructíferas deliberaciones, pudo llevar a cabo la compra. Ahora él es el propietario y ha alquilado buena parte del edificio a varios inquilinos.

Tras narrar esta gloriosa historia a la congregación, el señor Talang dio las gracias a Dios por haberle rescatado de la maraña de deudas y vergüenza y haberlo llevado de la mano a la cumbre de la prosperidad a través de Jesucristo.

«Cuando Dios no esta en tu vida, lo que hagas es inútil», le dijo a la congregación al concluir su testimonio.

VARIAS PROMOCIONES GRACIAS AL TRONO DE GRACIA

El Catedrático de la Universidad Estatal de Ebonyi, en Abakalilki, Benedict Mbam, había tenido una trayectoria profesional ascendente hasta llegar al rango de Profesor Asociado, puesto en el que se quedó estancado durante siete años. La experiencia lo estaba desmoralizando enormemente, porque veía a sus subordinados ascender por delante de él, pero era incapaz de encontrarle explicación a su estancamiento. En el fondo de su corazón intuía que algo iba mal en alguna parte. Acudió a La SCOAN con la esperanza de lograr librarse del mal que llevaba siete años teniéndole cautivo.

4

PROFESOR BENEDICT MBAM

Allí recibió el Agua de la Mañana, y el esforzado académico volvió a casa y la ministró sobre su persona y la casa en su conjunto. Tres meses después, la primera burbuja de gloria apareció: recibió el ascenso a Profesor Asociado de Informática. Cuando aún se encontraba saboreando la alegría de su primer ascenso en siete años, fue nombrado Director de Planificación Académica, un puesto reservado en exclusiva para catedráticos. Cómo podían concederle ese ascenso a un Profesor Asociado era prácticamente un caso de estudio. Se trasladó a una universidad de ámbito federal, la Universidad de Agricultura Michael Okpara, en Umudike, donde fue nombrado catedrático pocos meses después de haberse ministrado el Agua de la Mañana. Otro ascenso que vino directamente del cielo.

Cuando recibió la noticia de su ascenso en la nueva universidad, en su anterior universidad también fue nombrado catedrático, con lo que su situación económica mejoró drásticamente, hasta el punto de que pudo comprar un coche nuevo para su mujer y para él, además de hacerse una casa nueva. Hace ahora apenas una semana, ha sido elegido Decano de la Facultad de Ciencias Aplicadas, Universidad de Agricultura Michael Okpara, en Umudike.

Benedict Abam dio las gracias a Dios por los dones que ha recibido a través de Jesucristo, y aconsejó a todos los creyentes: «aférrense a su fe y un día, el milagro que buscaban, los encontrará».

EN LAS DESILUSIONES DE TODOS LOS DÍAS HAY UNA BENDICIÓN MAYOR PARA LOS HIJOS DE DIOS

5

EL SEÑOR PAUL AZEKA ASIA

Tras quince años de servicio meritorio en la empresa para la que trabajaba, Paul Aseka Asia fue recompensado con la noticia de que su puesto de trabajo ya no era útil, con lo que este ghanés se vio forzado a pasar a las listas de desempleados. Fue un fracaso en la cima del éxito. Pero Paul no estaba dispuesto a aceptar la derrota, de modo que visitó La SCOAN tras haber presenciado una serie de milagros increíbles y testimonios en Emmanuel TV.

Mientras asistía al Servicio Dominical, le rogó a Dios que cambiara el rumbo de su vida, y estando allí pudo inspirarse en el testimonio de un hermano que había venido desde el Reino Unido y cuya historia era similar a la suya, rematada eso sí con un final feliz tras acudir a La SCOAN. Después del servicio recibió el Agua de la Mañana, que siguió ministrando con fervor incluso en sus credenciales. En menos de dos semanas, encontró un anuncio de trabajo que encajaba con su perfil y al que envió su solicitud vía Internet tras ministrar el Agua de la Mañana en el monitor del ordenador. Dos semanas más tarde, pasó una entrevista, y después de ella fue seleccionado entre la larga lista de candidatos que se habían presentado para el puesto.

Su nuevo trabajo es mejor que el anterior, y el modo en que pudo hacerse con él solo puede ser calificado de milagroso. No es fácil obtener un puesto de trabajo en Ghana, y en su caso fue algo excepcional, ya que había perdido su trabajo anterior en diciembre de 2015 y consiguió otro mejor en enero de 2016 en un país en el que la gente puede estar desempleada durante años.

Dándole gracias a Dios por su nueva oportunidad, el señor Asia aconsejó a los presentes que renovasen su fe en Dios, la piedra firme cuando todo lo demás es arena movediza.

SE ACABÓ LA INFERTILIDAD

Precious Okorie, nigeriana residente en Togo, llevaba seis años intentando que su vientre fructificara, pero la falta de descendencia estaba costándole un alto precio psicológico. Ninguno de los hospitales que había visitado podía encontrar la causa de su infertilidad. Tampoco los herboristas habían logrado resultados.6

Un encuentro con Emmanuel TV la animó a visitar La SCOAN, donde recibió el Agua de la Mañana.De vuelta en su casa, la señora Okorie ministró el Agua de la Mañana mientras oraba con su marido. Ese mismo mes quedó encinta, y tras el embarazo nació una preciosa niña a la que llamaron Mary.

Precious Okorie describe el Agua de la Mañana como una boba atómica, ya que no deja de maravillarse por la rapidez con la que quedó embarazada tras ministrársela.

Después de agradecerle a Dios su intervención, aconsejó a quienes la escuchaban que confiasen en Dios para que pudieran vivir su propia liberación a través de Cristo.

UNA ENFERMEDAD CARDÍACA QUE ENCONTRÓ SU FIN POR LA GRACIA DE DIOS

David Ogong padecía una enfermedad en las válvulas cardíacas y había probado distintos tratamientos sin encontrar solución. A través de YouTube, se encontró por casualidad con Emmanuel TV, y las sanaciones y liberaciones que Dios obraba por mediación del profeta T.B. Joshua llamaron su atención, y lo animaron a acudir a La SCOAN. Nacido en Uganda, David tomó la decisión de visitar la Arena de la Libertad. Estuvo en La SCOAN en 2015 y tuvo la ocasión de orar con el hombre de Dios, que también lo bendijo con el Agua de la Mañana. Antes de marcharse de Nigeria, ya había experimentado una drástica mejora en su estado al ministrarse el Agua de la Mañana.

7

EL SEÑOR DAVID OGONG

De vuelta en Uganda, el señor Ogong acudió al mismo hospital que le había diagnosticado la enfermedad cardíaca, y tras una serie de pruebas, se descubrió que su corazón estaba perfecto. La afección de las válvulas había desaparecido.

Después de darle las gracias a Dios por su curación, el señor Ogong refirió el caso de su hermano, que había caído en coma en el Reino Unido debido a un fallo multiorgánico. Según explicó, los médicos habían dado todo por perdido, y fue el uso del Agua de la Mañana lo que lo sacó de un coma que duraba ya dos semanas. A día de hoy, su hermano está sano y salvo.

David Ogong dio las gracias a Dios y prometió volver con más testimonios, no sin antes aconsejar a los presentes que crean en Dios y en sus siervos.

UNA PROFECÍA SALVÓ A UN MATRIMONIO AL BORDE DE LA RUPTURA

Kelechukwu John, durante un viaje por Angola, había iniciado una relación extra marital con una mujer que, según él, le había prometido ayudarle a obtener el permiso de residencia en aquel país.

El nigeriano mantenía la relación sin que su esposa se enterara, y sin ser consciente de la burbuja que estaba alimentando y que un buen día acabaría estallándole en plena cara y a la vista de todos. La mujer en cuestión había ido de visita a Nigieria y acompañó a su amante a un servicio dominical de La SCOAN, donde el hombre de Dios tuvo una revelación profética que sacó a la luz la unión impropia que mantenían:

8

EL SEÑOR KELECHUKWU JOHN Y ESPOSA

El hermano que está bajo ese dosel… su esposa está en casa, pero usted está aquí con otra mujer. ¿Qué clase de oración quiere ofrecer? ¿Qué hemos estado diciendo aquí desde esta mañana? Su esposa está en casa, incluso preparándole su comida favorita, mientras que usted se ha presentado aquí con otra mujer.

El señor John se apresuró a presentarse ante la congregación para confirmar aquella profecía. El hombre de Dios convocó a su esposa para que acudiera al templo y se aseguró de que su matrimonio se salvara.

El señor John admitió haber obrado mal y asumió la responsabilidad de sus actos, pidiéndole perdón a Dios y a su esposa. Por su parte, su mujer aceptó las disculpas y lo perdonó.

Fue ella quien aconsejó a todas las parejas que se enfrenten a una situación similar que confíen en Dios para que Él pueda ayudarlos a recuperar su hogar.

EL AMOR PERDIDO Y HALLADO

Desde su misma noche de bodas, la señora Ifeoma Obimma experimentó una tremenda apatía y rechazo al afecto conyugal, que acabó transformándose en un rechazo absoluto del sexo opuesto. Su marido sufría enormemente por aquel rechazo, dado que provenía precisamente de la mujer con la que se había casado. El espíritu que se agazapaba tras aquella situación se aseguraba de que vivieran a miles de kilómetros de distancia el uno del otro. Mientras el marido residía en Nigeria, la esposa se desplazaba entre el Reino Unido y Sudáfrica, y estaba mucho más preocupada por su negocio que por cualquier otro asunto. La pareja llevaba siete años separada.

 

LA SEÑORA IFEOMA OBIMMA Y ESPOSO

LA SEÑORA IFEOMA OBIMMA Y ESPOSO

Aunque habían sido bendecidos con gemelos, un niño y una niña, tenían que librar una verdadera batalla para que su esposo lograra acercarse a ella. Las cosas siguieron así hasta que un día asistieron al servicio dominical de La SCOAN y tuvieron un encuentro con el hombre de Dios, que les hizo una profecía. El hombre de Dios, guiado por el Espíritu Santo, sacó al aire su historia:

Es usted un hombre sin afecto de su esposa, y se siente muy solo. Cualquiera que la mire puede ver que es usted una mujer hermosa, y desearía casarse con usted, pero no es capaz de sentir afecto.

La señora Obimma confirmó que lo que decía el profeta era cierto, y fue liberada por él en el nombre de Jesús.

Más tarde prestó testimonio junto con su marido de cómo le había negado antes la intimidad propia del matrimonio y cómo frustraba cualquier movimiento que él pudiera hacer para lograrlo. Incluso reconoció que su negocio le había importado siempre más que su marido. Dio las gracias a Dios por haber cambiado su vida mediante la profecía y la liberación, y confesó que ahora su vida había vuelto a la normalidad y que sentía gran afecto por su marido, al que ahora trataba como el compañero que Dios le había escogido. Agradeció a su esposo la paciencia y la madurez que había mostrado en aquella situación, y aconsejó a los presentes que busquen siempre el rostro de Dios en todo cuanto hagan.

EL YUGO DE LA INCONTINENCIA URINARIA QUEDÓ ROTO PARA SIEMPRE

Kate Agbebaku llevaba desde su infancia siendo atormentada por el espíritu de la incontinencia urinaria, un problema que le afectaba en muchos sentidos y que le había hecho peregrinar por muchos sitios buscando una solución. Llegó incluso a hacer una dieta muy agresiva de cincuenta días intentando solventar el problema, pero en lugar de disminuir, aumentó. Un encuentro con el hombre de Dios, profeta T.B. Joshua en sueños, la animó a visitar La SCOAN, convencida de que de ese modo su problema llegaría a su fin.

LA SEÑORA AGBEBAKU

LA SEÑORA AGBEBAKU

Sentada en el auditorio el domingo de Pascua de 2016, el hombre de Dios profetizó su caso con las siguientes palabras:

Cuando duermes, por las noches, algo te ocurre. Algo que empezó siendo muy niña. Creías que se había terminado, pero ha vuelto a ocurrirte. No tengas vergüenza; deshazte de ello. Libérate. Eres tú quien padece incontinencia.

Ante la congregación reconoció que el problema de la eneuresis la había avergonzado tremendamente y había afectado a su vida. A continuación dio las gracias a Dios por su liberación, y añadió que desde que el hombre de Dios la había liberado, el problema no había vuelto a repetirse. Aconsejó a los presentes y a los cristianos de todo el mundo que sigan creyendo en Dios porque es, en realidad, un Dios todopoderoso.

El servicio dejó a la congregación y a los espectadores con la increíble felicidad de la resurrección de Jesús. Sea cual sea la situación en la que esté inmerso, puede confiar en Jesús y en su resurrección. Hemos estado viendo con qué finalidad resucitó: Jesucristo nos devolvía con ella la alegría, la paz, el consuelo y la reconciliación. ¡Feliz Semana Santa!

¡Emanuel!

Anuncios