Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

EL PROFETA T.B. JOSHUA

EL PROFETA T.B. JOSHUA

El servicio dominical de La SCOAN del 13 de marzo fue el escenario de un mensaje poco habitual del hombre de Dios, profeta T.B. Joshua. Consciente de que el aspecto físico y espiritual del hombre van de la mano, el hombre de Dios profundizó en el impacto que el buen estado físico junto con el estilo de vida pueden tener en nuestra vida espiritual. Titulado El valor verdadero, el mensaje del hombre de Dios decía así:

Si no estamos en forma exteriormente, no podemos estarlo tampoco en el ámbito espiritual. Y lo mismo ocurre con la fe: nuestro cuerpo debe estar en forma si queremos que nuestro espíritu también lo esté. Si esquivamos la responsabilidad que tenemos con nuestro cuerpo, también remolonearemos con Dios.

También observó en sus palabras que, a veces, las cosas que queremos son perjudiciales para nosotros, mientras las que no queremos son las que nos beneficiarían:

El dulce que tanto nos gusta a veces causa daños a nuestro organismo, y lo que detestamos porque nos resulta amargo, a veces es muy beneficioso para él.

En su admonición final, el hombre de Dios animó a los cristianos a tomarse en serio su parte física, ya que es difícil servir de verdad a Dios cuando el organismo no está a tono:

Seguimos orando a diario con la Biblia, pero hay algunas áreas que quedan olvidadas. Necesitamos sentarnos y dejarnos aconsejar sobre la vida verdadera. Cuando estás perdido, necesitas recuperarte. Cuando decimos que alguien está perdido, lo que queremos decir es que su verdadero ser ha desaparecido.

TESTIMONIOS

 ROTO UN YUGO DE TABAQUISMO QUE DURO TREINTA Y TRES AÑOS

El señor Victor Lucky Odiete llevaba treinta y tres años fumando, y aunque era consciente del riesgo que conllevaba para su salud y el gravamen para su economía, le resultaba muy difícil dejarlo.

EL SEÑOR LUCKY ODIETE

EL SEÑOR LUCKY ODIETE

El señor Victor, de origen nigero-italiano y residente en el Reino Unido, desarrolló este mal hábito en Nigeria al principio de los años ochenta, por la mala influencia ejercida por sus amigos. Durante esos treinta y tres años, el señor Odiete fumaba una media de veinte cigarrillos al día, pero los consejos de sus médicos habían caído en saco roto. Ni siquiera los ruegos de su hijo lograron conmover su corazón.

Esta historia cambió en Birmingham en diciembre de 2013. El hombre de Dios, el profeta T.B. Joshua, había enviado a unos evangelistas para que llevasen a cabo un avivamiento con el Agua de la mañana, y el señor Odiete fue uno de los afortunados que fue liberado en aquel evento. Bastó con que le fuera ministrada una mínima cantidad de Agua de la Mañana en la boca para que cambiara el curso negativo de su vida, un cautiverio que duraba ya tres décadas. Tras aquella experiencia en Birmingham, el señor Odiete intentó volver a fumar, pero inexplicablemente un hábito que le había retenido cautivo durante tanto tiempo pasó a resultarle ofensivo e irritante.

Sonriendo feliz, el señor Odiete declaró que desde aquel dos de diciembre de 2013 no había vuelto a fumar un solo cigarrillo. Atestiguando su liberación del yugo del tabaco, el señor Victor Lucky Odiete ofreció este consejo a todos los espectadores: El tabaco es peligroso para la salud. A los jóvenes os digo que es mejor no empezar a fumar que empezar y hacerse adicto.

COMPLICACIONES EN EL EMBARAZO SUPERADAS GRACIAS AL AGUA DE LA MAÑANA

El señor y la señora Aruwa estaban esperando gemelas, pero su embarazo se vio amenazado por un intenso sangrado a los siete meses de gestación. Tan serio era el problema que la señora Aruwa se despertaba a veces en la cama en un charco de sangre. La pareja había recorrido varios hospitales en busca de una solución, pero todos los esfuerzos médicos no habían logrado frenar la marea de complicaciones, que resultó en que uno de las gemelas murió en el vientre de la madre, lo que significaba que tanto el feto sin vida como el otro tenían que ser extraídos. Para seguir el protocolo habitual en aquellos casos, los médicos hicieron que el señor Aruwa firmara un documento en el que accedía a que se llevara a cabo la operación.

EL SEÑOR Y LA SEÑORA MOSES ARUWA

EL SEÑOR Y LA SEÑORA MOSES ARUWA

Con su Agua de la Mañana en la mano, mientras llevaban a su esposa al quirófano, el señor Aruwa se adelantó para ministrarla en la sala de operaciones. En una milagrosa reacción en cadena, no solo su esposa dio a luz sin percances y sin que el bisturí del médico tocase su cuerpo, sino que otras tres mujeres que estaban siendo preparadas para cirugía se pusieron de parto y dieron a luz simultáneamente para mayor gloria de Dios

Al bebé tuvieron que dejarlo en una incubadora, ya que los médicos decían que estaba débil y que necesitaba cuidados especiales, pero el señor Aruwa ministró el Agua de la Mañana en la incubadora mientras le pedía a Dios que fortaleciera a su hija. A la mañana siguiente, los médicos les dijeron que el bebé estaba listo para irse a casa.

El señor Aruwa y su esposa alabaron a Dios por haber obrado semejante maravilla en sus vidas y ahora animan a todo el mundo a recurrir a Dios, dado que lo que es imposible a los ojos de los hombres no lo es a los de Él.

EL DESTROZO DE UN HUESO NO PUDO DESTROZAR EL PLAN DE DIOS

Tras un terrible accidente, Tossou Francoise, una camerunesa  residente en Alemania, fue quien salió peor parada de aquel siniestrado autobús: una pierna quedó completamente destrozada, el hueso roto en mil pedazos. Durante dos meses estuvo en la cama sufriendo tremendos dolores, de tal modo que los médicos que la atendían llegaron a la conclusión de que la amputación era la única salida posible.

LA SEÑORA FRANCOISE Y AMIGA

LA SEÑORA FRANCOISE Y AMIGA

Su familia de Camerún la creía muerta, dado que no habían sabido nada de ella en ese tiempo. Fue la preocupación de una gran amiga para que se descubriera que estaba hospitalizada.

Precisamente la llegada de aquella amiga al hospital sirvió de inspiración para que el poder de Dios se materializara, ya que fue ella quien le ministró el Agua de la Mañana allí mismo, en el hospital. Toussou sintió una ola de calor recorrerle el cuerpo y manifestó deseos de ir al baño, para sorpresa de todos los presentes. Pero ella, decidida, tomó las muletas, fue al baño y volvió por sus propios medios. La siguiente ocasión en que su amiga fue a visitarla al hospital, la encontró completamente recuperada, desbordante de salud y preparada para recibir el alta y volver a casa sin necesidad de ayudarse con muletas o cualquier otro aparato.

Demostrando su buen estado de salud ante la congregación, la joven de voz suave declaró ante todo el mundo su convicción de que el Agua de la Mañana es la sangre de Jesucristo. ¡Es algo más que agua corriente!

UN ASPIRANTE AL JAMB PASA A SER GRADUADO

El joven Kure Aninga estaba encontrado muchas dificultades para acceder a una de las instituciones nigerianas. Inexplicablemente no lograba ser admitido a examen, a pesar de sus buenas calificaciones. Inmerso en esa lucha, su padre le mostró Emmanuel TV y lo animó a seguir creyendo en Dios y esperando un milagro. Su padre, un convencido seguidor de La SCOAN, sabía que más pronto o más tarde su hijo lograría el deseo de su corazón en el nombre de Jesús.

El joven siguió viendo los milagros que la fe obraba en La SCOAN vía Emmanuel TV, y recibió el Agua de la Mañana, que se ministró entre los creyentes. De pronto se le presentó una oportunidad increíble: una universidad ucraniana había abierto una matrícula para estudiantes extranjeros, y envió su solicitud.

EL JOVEN KURE Y SU PADRE

EL JOVEN KURE Y SU PADRE

Inicialmente dudó de su capacidad para tales estudios, convencido de que sería más difícil ganar una plaza en una universidad abierta a todos los extranjeros que lo desearan que en su propio país, Nigeria, pero lo que ocurrió poco después le hizo cambiar de opinión. Descubriría pronto lo impredecible que podía ser la voluntad de Dios: contra todo pronóstico, su solicitud para estudiar Ingeniería Aeronáutica fue admitida.

Cuando comenzó sus estudios en la lejana Ucrania, otro desafío asomó su desagradable cara: no lograba comprender lo que se enseñaba en las clases dado que estas se impartían en ucraniano. Gracias a ministrarse el Agua de la Mañana, logró la cooperación de algunos colegas ucranianos y de algunos profesores que le dedicaron un tiempo después de sus clases para ayudarle a atravesar la barrera de la lengua. Por la gracia de Dios, consiguió llegar al final de la carrera. La defensa de su tesis fue el siguiente desafío al que hubo de enfrentarse, aún más exigente porque entre el tribunal ante el que debía defenderla había un profesor que siempre se deleitaba haciéndole las preguntas más difíciles.

Consciente de que ese profesor iba a ser miembro del tribunal, en lugar de ponerse más nervioso, optó por ser creativo. Armado con su Agua de la Mañana, acudió al auditorio donde iba a celebrarse el examen y ministró toda la sala con ella, incluidos los ocho asientos destinados al tribunal. Increíblemente, apenas había empezado su defensa, el profesor en cuestión se levantó de pronto y abandonó el auditorio. En su ausencia, el señor Aninga defendió valientemente su proyecto, ya que la mayoría de las preguntas que le hicieron los demás miembros del tribunal versaban sobre asuntos que él conocía bien. Cuando le confirmaron que había pasado el examen y estaba ya a punto de salir a celebrarlo con los amigos, el profesor en cuestión volvió al auditorio. Pero ya era demasiado tarde. El hijo de Dios ya había cruzado el mar Rojo.

En la actualidad, el señor Aninga es ingeniero aeronáutico y está preparando un master. Ahora, es el ingeniero Kure Aninga.

Dando gracias a Dios en compañía de su padre, que siempre le había apoyado,  el joven aconseja a las personas de todo el mundo, y muy en particular a los jóvenes, que crean que Dios sigue vivo.

UN TRABAJO MEJOR Y UN FUTURO MÁS BRILLANTE. ¡LO MEJOR ESTÁ AÚN POR LLEGAR!

Yetunde Oladeji tuvo que enfrentarse a un par de problemas graves en 2003, problemas que amenazaban con desestabilizar a su familia. Nigeriana residente en Estados Unidos, había perdido el trabajo y su matrimonio se había roto en el mismo año. Con tres hijos de los que cuidar, se vio obligada a aceptar un trabajo como profesora, a pesar de que tener una cualificación mucho mayor, para poder llegar a fin de mes.

LA SEÑORA YETUNDE OLADEJI E HIJO

LA SEÑORA YETUNDE OLADEJI E HIJO

Tuvo que aceptar con humildad que su trabajo anterior le proporcionara setenta y cinco mil dólares anuales, y que la remuneración actual se quedara solo en treinta y dos mil, pero al menos podía hacer frente a los gastos que generaba su familia. Incluso llegó a pensar en ampliar sus estudios en aquel campo para desarrollarse y contar con más posibilidades.

Convencida de que lo mejor para su vida estaba aún por llegar, visitó la SCOAN en 2015, donde recibió el Agua de la mañana, además de El espejo, firmado por el profeta T.B. Joshua. Cuando volvió a Estados Unidos, guardó todos sus documentos en el libro bendecido que le había entregado el hombre de Dios y siguió ministrando el Agua de la Mañana en todos ellos. Un tiempo después, llegó la ayuda divina. Un trabajo nuevo en el que la cifra del salario era de seis dígitos llegó a su vida, aportando paz y seguridad económica. Su trabajo de Asociado Senior de Investigación Clínica le permite disfrutar de viajes y privilegios. Su familia es feliz ahora.

En la actualidad está esperando un premio en reconocimiento a su trabajo y un segundo incremento salarial, lo cual pone punto final a doce años de dificultades económicas. Acompañada de uno de sus hijos, Yetunde Oladeji da las gracias a Dios y anima a todos a seguir viendo Emmanuel TV para orar con el hombre de Dios, siempre que los problemas de la vida intenten doblegarlos.

HE VENIDO A DESAFIAR AL PROFETA T.B. JOSHUA

Emmanuel Dickson creció en Bayelsa State, Nigeria, y se crió en un ambiente problemático porque sus padres vivían prácticamente separados, y esas dificultades abrieron su vida al peligro que le asediaría más tarde.

Un día, mientras su madre había ido a pescar, una mujer mayor que él se le acercó con intenciones perversas. Siendo Emmanuel un adolescente, le convenció para que mantuvieran relaciones sexuales. Tras ese episodio, el joven se vio a sí mismo en sueños, nadando en el mar rodeado de serpientes pitón. Pero lo peor de todo fue que, en aquel mismo instante, recibió una visita no deseada: una pitón de carne y hueso pasó por encima de él físicamente mientras estaba en la cama, dándole un susto de muerte.

EL SEÑOR EMMANUEL DICKSON

EL SEÑOR EMMANUEL DICKSON

Con aquellas extrañas experiencias, su vida tomó un curso precario porque, a partir de aquel momento, fue incapaz de controlar su impulso sexual. Su deseo de mujeres le hacía acostarse con cualquiera. No pasaba un día sin que mantuviera relaciones sexuales. Cuando se le presentó la oportunidad de viajar a Sudáfrica para estudiar, su atención se desvió a la pornografía y el ocultismo, interesándose por los escritos sobre distintos grupos infames de ocultismo, con el fin de ampliar sus conocimientos de la materia.

Sus escapadas sexuales le llevarían a tener dos hijos fuera del matrimonio con dos mujeres distintas. Parecía destinado a la perdición con aquella forma de vivir, empujado por los espíritus del mal que lo lanzaban de un lado al otro como una cometa a merced de un viento turbulento. Una visita a La SCOAN en el penúltimo domingo apartó a su alma de la destrucción total que le aguardaba. Mientras el hombre de Dios oraba con la congregación, el espíritu que habitaba en él se resistía, terco, pero fue derrotado por la bendición concitada por el hombre de Dios, profeta T.B. Joshua.

El demonio, hablando por sus labios, seguía atormentándolo:

Soy su mujer… quiero matarle… soy el espíritu de la serpiente… he venido a comprobar el poder del hombre de Dios. He venido a desafiarle. Soy la serpiente, la gran pitón.

Arrastrándose por el suelo como si fuera una serpiente hacia el hombre de Dios, el señor Dickson, obviamente controlado por el demonio, recibió una descarga del poder de Dios y el enemigo se doblegó ante la bendición que rompe cualquier yugo en el nombre de Jesucristo.

Prestando su testimonio y dándole las gracias a Dios por su liberación y su nueva libertad del espíritu, confesó su recién descubierta paz de espíritu en Cristo Jesús y animó a todos, en especial a los jóvenes, a no fiarse de Internet, que puede ser empleado para fines correctos, pero que tiene un gran potencial para el mal y la destrucción.

 UNA RECONCILIACIÓN QUE SALVÓ SU DESTINO.

El joven Chris Chibuzor Okwonkwo, del estado de Anambra, Nigeria, había dejado embarazada a una chica fuera del matrimonio y, durante más de dos años, evitó ver a la joven y se negó a tener nada que ver con su hijo. Pero durante un servicio dominical, el hombre de Dios hizo una profecía con la siguiente revelación:

Hay un hombre aquí hoy que tiene un hijo. La madre no es su esposa, pero salió con ella dos o tres veces. Quedó embarazada y ha tenido un hijo suyo, pero él dice que no sabe nada, que no está interesado. Pero el niño es suyo. Lo ha visto en foto y se le parece.

El joven salió ante la congregación y lo confesó todo, revelando la certeza de la profecía del hombre de Dios. De acuerdo con su mandato divino de traer la salvación, la esperanza y el arrepentimiento al mundo, el profeta T.B. Joshua convocó un encuentro conciliador entre la joven, sus padres y el padre de su bebé. Según le decía el hombre de Dios al señor Okwonkwo, la reconciliación era necesaria para que el progreso de su futuro no quedara bloqueado por un absurdo error del pasado.

Tras reconciliar a las partes, el hombre de Dios aconsejó a los jóvenes que su comportamiento fuese correcto y que honrasen a sus padres.

EL SEÑOR CHRIS OKONKWO Y SU FAMILIA

EL SEÑOR CHRIS OKONKWO Y SU FAMILIA

Mientras tú intentas que la palabra de Dios sea lo que rija el destino de tu vida, que Cristo Jesús te permita recuperar tu verdadero valor. En el nombre de Jesús. ¡Emanuel!

Anuncios