Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

EL PROFETA T.B. JOSHUA

EL PROFETA T.B. JOSHUA

La presencia de Dios empapó todos los aspectos del servicio del domingo 31 de enero de 2016 celebrado en La SCOAN. Mientras que el coro ofrecía a los allí congregados razones musicales de sobra para expulsar al diablo de cualquier rincón en el que pudiera haberse escondido, el hombre de Dios, el Profeta T.B. Joshua, recordaba a todos los cristianos la necesidad de aferrarse a Dios en tiempos de zozobra. Según explicó, los problemas juegan un papel importante en la vida de todos aquellos que tienen un lugar especial reservado en el corazón de Dios. En un mensaje titulado «La verdad escondida», el hombre de Dios nos dijo:

«Cuando los problemas te rodean, son precisamente ellos los que deben reforzar tu deseo y tu determinación de estar con Dios. La situación que estés atravesando no puede ser la que determine si eres o no cristiano. Dios nos refina a través de esas situaciones, y tu reacción ante los problemas limpiará las impurezas. Esa situación que apartará las impurezas permitirá que el carácter de Dios crezca en tu vida. Mi situación no puede determinar mi vida cristiana. El espíritu de Dios necesita un espíritu libre».

Para concluir, el hombre de Dios alentó a los presentes a huir de la impresión equivocada que se tiene sobre la vida de los cristianos, y que la considera como un lecho de rosas. En sus palabras, la corona solo llega una vez hemos superado las pruebas:

«Un verdadero cristiano se mide por su capacidad de hacer frente a los problemas. Las desgracias y las tentaciones a las que nos enfrentamos son pruebas que sirven para avanzar. Nuestra vida de fe necesita ponerse a prueba con , ya que es imposible vivir y estar fuera de su alcance hasta el final de nuestros días. Esas pruebas sirven para apartar las impurezas y permitir el crecimiento del carácter de Dios en nuestras vidas».

 TESTIMONIOS

AK47 INUTILIZADO

SU ALTEZA AIDENOJIE EHIDIAMER

SU ALTEZA AIDENOJIE EHIDIAMER

Su Alteza Real Eidenojie Ehidiamen había acudido al primer servicio dominical del año 2016, para el que se había desplazado desde el estado de Edo en Nigeria. Tras el servicio recibió la Calcomanía de la Unción de manos del Hombre de Dios. Su Alteza siempre había utilizado con fervor el Agua de la Mañana y los demás productos evangélicos de La SCOAN, siempre en el nombre de Jesús.

Tras aquel intenso servicio, el primero del año, su alteza emprendió el viaje de vuelta a Edo en compañía de su chófer y con escolta policial, poniéndose siempre en manos de Dios. Se había ministrado el Agua de la Mañana y pidió la protección de Dios para el viaje.

Cuando llegaban ya al eje Ijebu-Ode, su automóvil se encontró con una banda de ladrones armados con rifles AK-47 que les ordenaron detenerse. El chófer, desoyendo sus órdenes, los esquivó para poner a salvo a su pasajero, y gracias a la milagrosa mano de Dios, que jugó un papel primordial en su protección, los asaltantes no abrieron fuego al ver que sus planes se truncaban. También sigue siendo un misterio el hecho de que el conductor olvidase conectar la luz exterior que identificaba a uno de sus pasajeros como policía, lo que le habría dejado expuesto ante la banda de ladrones, cuyos encuentros con la policía para los ladrones son siempre detestables.

Su Alteza ha dado las gracias a Dios por su milagrosa protección, ha animado a la gente de todo el mundo a apreciar las bendiciones de los productos evangélicos de La SCOAN, y le pide que siga aumentando las bendiciones del hombre de Dios en su lucha porque la humanidad vuelva a Cristo.

LOS PROBLEMAS SE INCLINAN ANTE EL PODER DE LA UNCIÓN

El señor Nzube Onyekaozulu había sido liberado en La SCOAN en febrero del 2012. Tras la experiencia, el joven se embarcó en el proyecto de obligado cumplimiento del National Youth Service Corps (Cuerpo Nacional de la Juventud), y fue enviado a la ciudad de Abuja, donde tuvo que enfrentarse a la cara más fea de la realidad, hasta el punto de que acabó viviendo en una zona en la que su integridad física no estaba garantizada.

EL JOVEN NZUBE ONYEKAOZULU

EL JOVEN NZUBE ONYEKAOZULU

En una ocasión, teniendo la Calcomanía de la Unción pegada en su puerta, un grupo de ladrones armados pasaron de largo de su casa y entraron a robar en otra del vecindario.

El señor Onyekaozulu se ministraba regularmente el Agua de la Mañana, y un día tuvo una gran idea: con el poco dinero que había logrado ahorrar, decidió iniciar un negocio de calzado. Iría de oficina en oficina vendiendo zapatos. Con la ayuda de un amigo, su negocio comenzó a crecer, y llegó incluso a poder comprarse un automóvil con los beneficios, automóvil que transformó en su oficina móvil: cargaba los zapatos en el maletero y hacía con él sus entregas. Poco después montó una zapatería, y el negocio fue haciéndose muy lucrativo, con lo que en este momento el señor Onyekaozulu posee tres buenos automóvil. Además, da trabajo a varias personas y ha venido ayudando a los más necesitados, especialmente en el área de educación. Aparte de su negocio de calzado, el joven se ha abierto camino también en la automoción, poniendo en contacto a compradores con vendedores, por lo que se lleva una comisión.

El señor Onyekaozulu está enormemente agradecido a Dios por el giro que ha dado su vida, y ha animado a la gente a buscar el Reino de Dios en primer lugar. Todo lo demás, les será dado.

LA SANIDAD DE UNA ESPINA DORSAL CURVADA

La señora Tsholofelo Moagi-Hlohlolo, oriunda de Sudáfrica, padecía una malformación en las vértebras fruto del parto de su hija, un padecimiento que se había agravado hasta el extremo de no permitirle hacer las tareas domésticas.

LA SEÑORA TSHOLOFELO MOAGI

LA SEÑORA TSHOLOFELO MOAGI

Le costaba enormemente conducir, y no podía llevar pesos. Había consultado en muchos hospitales sin resultado, y un médico había llegado a sugerirle que empezase a utilizar una silla de ruedas, pero su fe en Dios seguía intacta mientras aguardaba una solución. Cuando todas las opciones médicas habían fallado, una amiga le habló de Emmanuel TV y le dijo que la ayuda que buscaba la encontraría en La SCOAN.

Visitó La SCOAN en 2014. El profeta T.B. Joshua oró por ella y Tsholofelo recibió el Agua de la Mañana, y con ella volvió a su país, donde eran sus hijos quienes se la ministraban. Poco a poco fue sintiendo cosas nuevas en su cuerpo. La recuperación fue casi inmediata. Los dolores incapacitantes que la acompañaban desde hacía tanto tiempo se retiraron por acción de la mano sanadora de Dios. En la actualidad está completamente recuperada, y hace todas las cosas que no podía hacer antes. La señora Moagi-Hlohlolo da gracias a Dios por su sanidad y anima a las personas del mundo entero a tener fe en Él.

UNA SITUACIÓN DESESPERADA QUE SE LLENA DE ESPERANZA

El señor Barguma era funcionario en el estado de Adamada State, Nigeria, y el salario que percibía por su trabajo era tan justo que casi trabajaba para comer. La situación continuó así hasta que su jubilación lo empeoró todo, al quedarle una mísera pensión. Todos sus esfuerzos por crear algo fallaron.

EL SEÑOR ISA BARGUMA

EL SEÑOR ISA BARGUMA

Intentó montar una granja, pero fracasó. Incluso llegó a dedicarse a comprar y vender, pero con fortuna adversa. Su frustración era ya casi intolerable cuando un amigo le habló de Emmanuel TV, y finalmente lo instaló en su casa.

En mayo del 2015, el señor Barguma visitó La SCOAN y recibió el Agua de la Mañana. Con ella oró pidiendo no volver a Adamada con las manos vacías, y como prueba de su seriedad con Dios, se ministró toda la botella. Poco después de su llegada a Adamada, lo que ocurrió solo puede describirse como una demostración apabullante del poder de Dios. Dos semanas después de su visita a La SCOAN, pudo comprarse una casa con los ingresos obtenidos en su negocio, que había experimentado un repentino y milagroso crecimiento. Poco después, compró también un automóvil. En cuestión de tres semanas, había sido bendecido con una casa y un automóvil, cosas por las que otras personas trabajan durante toda una vida.

Inmensamente agradecido a Dios por su recuperación, el señor Barguma ha querido referir el inmenso beneficio que El Agua de la Mañana ha aportado también a la salud de su familia. Según su testimonio, desde que comenzó a ministrar el Agua de la Mañana en su casa, ningún miembro de su familia ha enfermado, y aconseja a todos los jubilados que acudan a Jesús.

UNA MIGRAÑA CONSTANTE QUE DESAPARECE

LA SEÑORITA MARTHA OBIOFIONG

LA SEÑORITA MARTHA OBIOFIONG

Durante más de seis años, Martha Obiofiong, nacida en el estado de Akwa Ibon, Nigeria, había padecido migrañas que habían afectado seriamente a sus actividades académicas. El problema continuó cuando entró a formar parte del programa del National Youth Service Corps (Cuerpo Nacional de la Juventud), donde la destinaron a una escuela. Imposible para ella soportar el ruido y la energía desbordante de sus alumnos, hasta el punto de que el coordinador le daba permiso para que se fuera a descansar cuando lo necesitara. Todos los esfuerzos médicos para solucionar su problema se chocaron contra un muro de ladrillo.

Hasta que un buen día, le llegó el indulto. Aquel día, el hombre de Dios, el profeta T.B. Joshua, volvía a aparecer ante la congregación tras meses de ausencia fiel, trayendo consigo un gran regalo para su iglesia: la Tarjeta de Creyente. Martha fue una de las afortunadas que la recibió, y aquella misma noche oró con ella. Mientras hablaba con su familia, sintió una quemazón en la cabeza, y al rascarse en el punto exacto del picor, encontró un extraño alfiler, se lo quitó y desde entonces, la migraña que la había atormentado durante años, cesó. Muy agradecida a Dios por su recién estrenada libertad, Martha aconseja a los demás que no limiten la intervención de Dios a una sola cuestión, sino que lo dejen todo en sus manos.

DIABETES E HPERTENSIÓN SE ENFRENTAN A SU PARTICULAR WATERLOO

 Samuel Banigo, de Rivers State, Nigeria, padecía diabetes e hipertensión, enfermedades ambas recurrentes en la línea materna de su familia. Muchos de sus tíos habían muerto por ellas. Incluso su madre padecía ambas dolencias. La vida se volvió una pálida sombra de lo que era dado que debía orinar frecuentemente incluso estando de viaje.

EL SEÑOR SAMUEL BANIGO

EL SEÑOR SAMUEL BANIGO

A veces, hasta tenía que recurrir a pagar una cantidad extra a los conductores para que hicieran alguna parada no prevista en la que poder aliviarse. Por la noche, cuando todo el mundo dormía, él visitaba el cuarto de baño sin cesar. Todos los medicamentos que le habían recetado se habían mostrado incapaces de ayudarle.

En 2015 el señor Banigo visitó La SCOAN, ocupó la Línea de Oración y bastó con un gesto de la mano del

Profeta T.B. Joshua para que la mejoría se hiciera palpable. En sus propias palabras, fue suficiente con que el Profeta T.B. Joshua moviese la mano para que sintiera una especie de frescor que se tradujo en que todos los síntomas de la diabetes y la hipertensión desaparecieran. Volvió al hospital en el que le habían diagnosticado ambas enfermedades, y tras un examen, los médicos determinaron que los dos monstruos que habían amenazado su vida se habían batido en retirada. El señor Banigo anima a las personas del mundo entero a aceptar el hecho de que el profeta T.B. Joshua es un hombre de Dios, enviado del cielo para devolver la salud y ofrecer la salvación a la humanidad.

LA DESILUSIÓN SE TORNA EN ILUSIÓN GRACIAS A LA PALABRA PROFÉTICA

Una amarga desilusión había dejado a Phumudzo Madzhie sin vida, igual que un barco sin vela. El señor Madzhie viajó desde Sudáfrica a La SCOAN en 2014, y allí el profeta T.B. Joshua le dió una profecía: había enviado una solicitud a EE. UU. que había sido rechazada. El profeta le aconsejó que, tras su liberación, volviera a hacer la misma solicitud, pero que antes de embarcarse en ese viaje, se casara con su novia.

EL SEÑOR PHUMUDZO MADZHIE

EL SEÑOR PHUMUDZO MADZHIE Y RETRATO DEL PRESIDENTE BARACK OBAMA

Efectivamente, Phumudzo había enviado una solicitud para ser aceptado en una organización patrocinada por el presidente del país, que había sido rechazada, lo que le había hecho sentirse rechazado y tremendamente frustrado. De hecho, de no ser por la profecía jamás se habría planteado volver a enviar su solicitud. No obstante, antes de hacerlo, siguió la segunda instrucción de la profecía para arreglar su compromiso con su prometida y esto sucedio en pocos meses finalmente contrajo matrimonio con su prometida, consciente de que era una instrucción  en justicia divina. Hubo cincuenta mil solicitudes y solo se aceptaban cuarenta provenientes de Sudáfrica, con lo que el porcentaje de que fuera la suya la agraciada era de apenas un 0,0003%. Aun así la remitió, y fue seleccionado por el presidente de EE.UU. como uno de los quinientos empresarios más pujantes de África.

Viajó con todos los gastos pagados por todo el país, deteniéndose especialmente en Chicago y Washington DC. Hubo semanas en las que asistieron a dos seminarios diarios, además de talleres y encuentros con los presidentes de las quinientas empresas más preeminentes según la revista Fortune. Visitó también la sede del Banco Mundial y el cuartel general de Google, por citar algunos de sus encuentros. También fue invitado a la Casa Blanca, donde le presentaron al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Gracias a semejante oportunidad, ha conocido a personas muy influyentes en el continente africano, y varias organizaciones prestigiosas en EE. UU. a las que acudir para solicitar financiación en los varios proyectos que quiere acometer. A su regreso abrió un restaurante de la franquicia Mike’s Kitchen, y le llovieron las distinciones: «Mejor Franquiciado del 2014», además de su inclusión en The Millionaires Club 2014 por ser el dueño de una tienda cuya facturación excede el millón de rands mensuales. Con la inspiración del profeta T.B. Joshua y siguiendo su ejemplo, ha creado una beca alimenticia para familias necesitadas, de la que son beneficiarias ya más de trescientas, becas escolares e internados sostenidos por su empresa. Su consejo es el siguiente: lo único que necesitas es la gracia de Dios y su misericordia. Es lo único que puede aportar la cualificación necesaria para alcanzar tus objetivos. También agradece al hombre de Dios que le haya dado dirección a su vida porque, de no haber sido por la profecía, no podía ni imaginar dónde estaría en la actualidad. Pavoneándose a esta historia, el hombre de Dios le anunció con una sonrisa:

«Pronto dejarás el restaurante a tu esposa, porque algo aún mejor viene ya en camino».

Anuncios