Etiquetas

, , , , , ,

Aparte de la intensa oración que caracteriza un típico servicio dominical en La SCOAN, el del 13 de diciembre del 2015 estuvo lleno de testimonios, alabanzas y lecciones bíblicas que señalaban la urgente necesidad del hombre de conectar con Dios a través del arrepentimiento.

EVANGELISTA ANU

LA EVANGELISTA ANU

Animando a la congregación a hacer las cosas al modo de Cristo, la evangelista Anu, en su mensaje titulado El estándar de vida del creyente, enfatizaba la necesidad de todos los cristianos de mirar más allá de sus circunstancias de un momento determinado. De este modo podían sintonizar con la frecuenta de la fe inquebrantable en Dios y en cómo Él les asegura un futuro glorioso. Alentó a todos a no dejarse engañar por sus circunstancias actuales y los animó a actuar de acuerdo con el modo de creer de Cristo, diciendo:

«Cuando se actúa de acuerdo con el modo de creer de Cristo, lo que vemos, lo que oímos, nuestras circunstancias no pueden afectar a nuestro modo de creer… pueblo de Dios, ved más allá de vuestra situación actual, independientemente de lo desagradable que pueda ser. Si vuestras creencias nos os permiten ver más allá de la posición que ocupáis en este momento, ¿cómo vais a poder ver más allá cuando seáis líderes? Si no podéis ser seguidores de Dios, no seréis capaces de servirlo como líderes porque la posición que ocupéis será la que dicte vuestra dirección».

TESTIMONIOS

EL AGUA DE LA MAÑANA OFRECE DE NUEVO EL ASCENSO DENEGADO

El señor Azombire, funcionario civil de Ghana, era un hombre infeliz. Se sentía muy frustrado porque todos los que ocupaban puestos inferiores a él en el trabajo ascendían, mientras que él, no. Durante quince largos años había trabajado con ahínco para ser merecedor del soñado ascenso. Y la anhelada posibilidad de ascender llegó, pero tuvo una vida muy corta, ya que al poco tiempo revocaron la orden. A punto estuvo de darle un paro cardiaco, y así habría sido de no ser por su amante esposa, que fue quien le aconsejó que visitara La SCOAN, la Arena de la Libertad. Pensando en los gastos de la educación de sus hijos, y en las otras muchas facturas a las que tiene que hacer frente un hombre de familia, siguió el consejo de su mujer.

SEÑOR LINUS AZOMBIRE

EL SEÑOR LINUS AZOMBIRE

Cuando visitó La SCOAN y recibió el Agua de la Mañana, Linus Azombire creyó con optimismo que Dios secaría las lágrimas de sus ojos, y vio cumplido su deseo cuando después de administrarse el Agua de la Mañana junto a su esposa de vuelta ya en Ghana, lo más inesperado ¡ocurrió! Pero resultó que no había vacante que pudiera ocupar, y cuatro días después de haberse administrado el Agua de la Mañana, fue convocado por su jefe para ser informado de que iba a ser ascendido a un puesto aún más preeminente de lo que él soñaba. A día de hoy, el señor Azombire dirige toda una delegación municipal, un puesto que obviamente ha borrado toda la tristeza y la angustia en que se había visto envuelta su vida hasta aquel momento. Solo a Dios corresponde la gloria del hombre cuyo nombramiento como Responsable Financiero fue revocado, y que ahora ocupa un puesto superior en gracia y favor que solo puede provenir de Dios. Ha dado las gracias a Dios por su increíble ascenso y aconseja a los demás que confíen en Dios y eviten desconfiar de Sus maravillosas obras, ejecutadas a través de su siervo, el Profeta T.B. Joshua.

UNA FUNCIONARIA DE HACIENDA EN GHANA RECIBE UN DOBLE ASCENSO

 Durante diez años Agnes Gyadu, trabajadora del Ministerio de Hacienda de Ghana, en su servicio de Aduanas, esperó en vano su ascenso.

SEÑORA GYADU AGNES

LA SEÑORA GYADU AGNES

Había servido a la Hacienda pública durante veintisiete años, y llegó a la conclusión de que algo debía faltarle para ascender. Decidida a buscar el rostro de Dios, acudió a La SCOAN en 2012 para beber de la bendición que no cesa y que rompe cualquier yugo. Recibió las oraciones del hombre de Dios, y volvió a Ghana con el Agua de la Mañana y las Calcomanías de la Unción, y al arrodillarse con todos esos objetos bendecidos y entre creyentes fervorosos, su pasado quedó atrás por decisión del Espíritu de Dios Todopoderoso. En un mes, iniciaba un curso preparatorio para su ascenso.

En 2014 ya había sido ascendida dos veces, y contaba con un coche de cortesía para sus desplazamientos. Las barreras que mantenían la gloria de Dios alejada de su vida habían sido eliminadas por el poder el Espíritu Santo que mora en el Agua de la Mañana. La señora Gyadu disfruta ahora de una economía más holgada y de una inestimable paz de espíritu, y dio testimonio de la intervención de Dios en su caso a través del Agua de la Mañana.

DOBLE BENDICION GRACIAS AL AGUA DE LA MAÑANA

 Habían visitado muchos hospitales y comprado toda clase de hierbas de la medicina tradicional, pero el problema de la infertilidad seguía tristemente presente en sus vidas. El seminograma de su marido había arrojado un resultado de bajo número de espermatozoides, mientas que ella tenía fibromas. Desde 2005, la pareja iba de acá para allá intentando encontrar una solución sin conseguirlo. El señor y la señora Malasha Kayawe sufrían en silencio y su vida social se había resentido porque no podían mezclarse libremente con personas a las que Dios había bendecido con el don de los hijos, y se retraían para no ser blanco de las burlas por su incapacidad de tener descendencia.

SEÑOR Y SEÑORA MALASHA KAYAWE

EL SEÑOR Y LA SEÑORA MALASHA KAYAWE

Mientas cargaban con el yugo de la esterilidad, un amigo consciente y comprensivo con la dimensión espiritual de su desafío, les habló de Emmanuel TV, y tras sintonizar el canal capaz de mover montañas, la pareja comenzó a asimilar gradualmente las ideas que transmitía el hombre de Dios, el Profeta T.B. Joshua en nombre del todopoderoso Jesucristo. La pareja, originaria de Zambia, convencidos de que el poder de Dios se manifiesta a través de La SCOAN, salió muy reconfortada de uno de los sermones del Profeta en el que decía que «no debemos centrarnos en nuestros problemas, sino en la suficiencia de Dios».

Un amigo que había visitado La SCOAN les regaló el Agua de la Mañana. Se la ministraron mientras oraban y la señora Kayawe pronto empezó a notar cambios en su cuerpo, y aunque poco convencida, acudió al hospital. A pesar de que el médico le hizo una serie de preguntas en las que quedó claro su escepticismo, le confirmó que su prueba de embarazo había dado resultado positivo. Arrodillándose para dar gracias a Dios por aquel milagro, la señora Kayawe bendijo el nombre del Señor por haberle dado la posibilidad de concebir. Nueve meses desués, los Kayawe recibieron la bendición de una hija, a la que llamaron Jemimah, y otra bendición en forma de ascenso que acompañó a aquella gran alegría del nacimiento. Con su preciosa hijita en los brazos, se presentaron ante la congregación y dieron las gracias a Dios por haber tendido el puente que les había permitido salvar el abismo que se abría ante su vida, y animaron a los presentes a centrarse en Dios, ya que solo Él podía llevarlos de la mano en los desafíos de la vida.

LECTOR EN LA UNIVERSIDAD SOBRE DELITOS INFORMÁTICOS RECIBE LA LIBERACIÓN DE MANOS DE DIOS

Dos demonios gemelos y una esposa espiritual que habitaban en un hombre se rebelaron contra el poder de Dios, negándose a abandonarlo, jurando no dejarse derrotar nunca. Esto sucedía mientras el evangelista ministraba el Agua de la Mañana a su portador. Pero todo eran bufonadas, porque no había modo de evitar que la unción capaz de romper el yugo del enemigo acabase con aquellas bravatas de los perversos espíritus a los que su portador había servido y que solo habían acudido a él para robar, matar y destruir. Callistus Ezike, ingeniero, lector de Delitos Informáticos en la Universidad Estatal de Kaduna, Nigeria, descubrió que el origen de su problema se remontaba a sus ancestros. Gracias a la investigación de su madre, supo que él era la reencarnación de su abuelo, un famoso médico nativo. Al ir haciéndose mayor, descubrió un nogal de cola que consumía el alma de quien intentase talarlo, y sorprendentemente, un tío suyo se oponía a su destrucción. La hija de ese tío, que rondaba los veinte años, lo sedujo y tuvo sexo con él cuando apenas había cumplido los siete años. A partir de ese día, el señor Ezike no dejó de comer y fornicar en sueños.

INGENIERO CALISTUS EZIKE

EL INGENIERO CALISTUS EZIKE

Ya como adulto y mientras trabajaba para el Intercontinental Bank, en la actualidad Access Bank, fue acusado por una mujer de proponerle una aventura para ocultar una disconformidad con el saldo de su cuenta bancaria. Acabó perdiendo el trabajo y decidió montar un negocio, que también acabó fracasando tras una serie de extraños acontecimientos, entre los que se contaba el encuentro con unos pájaros peleándose y que una serpiente se subiera sobre sus pies estando en la habitación de un hotel. Pidió que le cambiasen de habitación, pero aun así, una extraña luz lo acompañó a la siguiente. Cuando más tarde llegó a ocupar el puesto de lector en la universidad, su vida espiritual entró en barrena: tuvo varias aventuras con mujeres casadas y animó a una de ellas a abortar, estando embarazada de él. A través de una amiga íntima de su madre, fue iniciado en actividades fetichistas, entre las que se incluía la adoración en un templo indio, y que acabó en su inclusión en la francmasonería, de la que llegó a ser secretario.

Se juró a sí mismo que nunca volvería a abortar, ni a salir con mujeres casadas; de hecho, cuando una novia suya se quedó embarazada, se hizo cargo de su embarazo y se presentó a los padres de la muchacha. Acabaron casándose y tuvieron a su hijo. Cuando decidió visitar La SCOAN, el tormento demoníaco empeoró, hasta el punto de que Emmanuel Tv estaba grabando en su casa y tuvo que cortar la emisión. Decidió intentar nueve días de oración y ayuno, tras los cuales volvió a La SCOAN, y fue liberado durante la ministración del Agua de la Mañana. Aunque los espíritus que le habían atormentado toda su vida se negaban a salir, el hombre de Dios, el Profeta T.N. Joshua le pidió al evangelista que le pisara un pie. Hecho esto, el joven poseído cayó al suelo como un árbol al que hubieran arrancado de cuajo de la tierra.

El señor Ezike ha agradecido a Dios su liberación, y declaró sentir una gran felicidad con su nueva vida, libre de mal y de aquellos detestables sueños en los que comía y practicaba el sexo. Además, experimentó la salvación de su alma cautiva y animó a la gente a acudir a Dios cuando les cercaran los problemas.

ESPINA DORSAL FRACTURADA QUE SANA GRACIAS AL AGUA DE LA MAÑANA

 Tras treinta y siete años de servicio meritorio en Zambia como enfermera, Alice Kafula enfermó y tuvo que retirarse sin poder disfrutar de la libertad que supone una jubilación bien merecida. Un estudio médico reveló que padecía una enfermedad ósea degenerativa que afectaba a su espalda y que acabó provocándole una fractura en las vértebras cervicales que convertía caminar en una auténtica pesadilla. La señora Kafula se resignó a estar tomando analgésicos durante trece años sin experimentar mejoría alguna. Con cada día que pasaba, la realidad de tener que vivir en un estado tan debilitante le iba pesando cada vez más. Seguía arreglándoselas para caminar, pero como si llevase un saco de doscientos kilos de cemento a la espalda. Parecía diez años mayor de lo que era.

SEÑORA ALICE KAFULA

LA SEÑORA ALICE KAFULA

Harta de pastillas, decidió conectar con Dios a través de Emmanuel TV a instancias de su hija. Ver el programa resultó ser una inyección espiritual potente, que era lo que ella necesitaba para reforzar su fe. Acabó enamorándose del poder de Dios que se revelaba en La SCOAN y que se mostraba via Emmanuel TV. La plétora de testimonios que escuchó en el canal cimentaron su fe en Dios e inspiraron su posterior viaje a Nigeria.

Animada por su hija, la señora Kafula acudió a La SCOAN e hizo un juramento: no volvería a dormir hasta que su situación cambiara de la mano de Dios. Recibió su sanidad en la Línea de Oración, con la imposición de manos del hombre de Dios. Luego describiría su experiencia con euforia ante la congregación: dijo haber sentido como una especie de descarga eléctrica en cuando notó el contacto del hombre de Dios en la cabeza. Según relató, el alivio que experimentó fue inmediato, hasta el punto que le permitió levantarse y caminar libremente por primera vez desde hacía trece años.

Volvió a Zambia con el Agua de la Mañana, que se administraba incesantemente, pudo saldar la deuda que había contraído con sus conocidos, e incluso consiguió un trabajo estando jubilada. Aparte de su pensión, recibía en dólares el salario de aquel nuevo trabajo, lo que añadió más beneficios a su vida. Sintiéndose hondamente agradecida a Dios por la mejora experimentada en su frágil salud, y por haberle encontrado un trabajo a su edad, la señora Kafula canta alabanzas en Su nombre y anima a la gente a tomar la mano de Jesús cuando tenga problemas.

Anuncios