Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

EVANGELISTA CINDY

EVANGELISTA CINDY

En un espíritu de adoración, los congregantes, levantando y agitando sus manos en reverencia al Cielo, estaban visiblemente absueltos por las conmovedoras canciones de los coristas. El Servicio en vivo del Domingo 5 de julio de 2015 en La SCOAN era una mezcla de entusiasmo del Reino con la cosecha de la gracia infinita de Dios. La evangelista Cindy añadió el toque evangélico a la atmósfera con su luminosa enseñanza sobre un tema universal muy actual: la barrera del idioma.

Respecto al tema, ella enfatizó en que nuestra comunicación con Dios solamente es posible a través de una relación en la que ambas partes entiendan el idioma del otro. Sólo podemos hablar con Dios y obtener respuestas a nuestras peticiones cuando nos hacemos comprensibles a Él a través de nuestros acciones y actitudes. Por lo tanto, el éxito o fracaso de nuestra comunión con Dios depende del aspecto del idioma. Y ese aspecto en nuestra relación con Dios es mucho más profundo de lo que pensamos: «Hermanos, estamos diseñados para pensar, planear, y actuar con Dios. No hay comunicación real o comunión a menos que ambas partes participen en la conversación. Recuerden, el cristianismo no es una religión, sino que tiene que ver con nuestra relación con Jesucristo. De acuerdo al diccionario, la comunicación es el intercambio de información. Imaginen, si alguien no puede comunicarse, ¿habrá una relación duradera? Cuando no hay una buena comunicación, no hay una buena relación».

El idioma en nuestra relación con Dios incluye muchas cosas. El nivel y la fuerza de nuestra fe, la prioridad y la esencia de nuestras peticiones de oración, y el estado de nuestros corazones son lo que determina si hablamos o no un idioma que Dios entendería. De la misma manera, la Evangelista Cindy observó: «Lo que la Biblia dice en Santiago 4: 3 es cierto, muchos no tienen porque no piden, pero muchos piden/oran y sin embargo no reciben porque piden de manera incorrecta. Necesitamos saber el idioma antes de que podamos hacerlo bien. En nuestra relación con Dios, durante la oración hablamos con Él y cuando leemos la Biblia, lo escuchamos hablar. Uno no está completo sin lo otro. Eso es lo que sucede cuando leemos. Recuerden, la oración tiene un idioma. Dios solamente escucha el idioma de la Biblia. Por lo tanto, habla el idioma de Dios, habla fe».

Continuó explicando que Dios valora nuestra fe, especialmente cuando la ejercitamos con total compromiso y confianza: «Hermanos, es divertido ver a cristianos sudando mientras oran como si todo dependiera de ellos. El Profeta T.B. Joshua siempre nos anima a que debemos trabajar duro como si todo dependiera de nosotros y orar como si todo dependiera de Dios. Recuerden, es Dios el que hace que suceda. Por lo tanto, el fallar al actuar con fe anula nuestra oración. Hermanos, sin fe es imposible que alguien pueda alcanzar a Dios y a sus promesas o  recibir respuesta a sus oraciones».

La evangelista Cindy también celebró la actitud de algunos personajes bíblicos, quienes se convirtieron en modelos de la fe cristiana debido a su convicción inquebrantable de la capacidad de Dios a través de Su hijo Jesús, a conceder los deseos de sus corazones: «Miren a la mujer con el flujo de sangre. Cuando las multitudes de personas se movían juntas empujándose entre sí, uno no podría distinguir quién lo tocó pero, ¿cómo supo Jesús que era esa mujer con el flujo de sangre era quien había tocado el borde de su manto? ¿Cómo llegó a atraer la atención de Jesús? ¿Qué sucedió con la mujer cananea? Miles de personas estaban hablando y gritando, pero ¿cómo pudo atraer la atención de Jesús al gritar: “¡Hijo de David!, ten misericordia de mí”? ¿Cómo Zaqueo, el publicano, pudo atraer la atención de Jesús cuando la multitud estaba siguiendo a Jesús y Zaqueo simplemente miraba desde lo alto de un árbol? ¿Cómo? Fue la fe en su corazón lo que atrajo la atención de Jesús».

Habiendo establecido el hecho de que el único idioma que Dios entiende es el lenguaje de la Biblia, la evangelista Cindy concluyó animando a los cristianos a aferrarse a Dios, puesto que sus oraciones todavía cuentan, independientemente del tiempo que ha pasado desde que las oraron, declarando que Dios está trabajando en la respuesta: «Recuerde, sus oraciones por muchos años no se pierden. La fe es un estilo de vida de confiar en Dios, no de pedirle a Dios todo el tiempo. Crea  que Dios va a responder a su pregunta en Su propio tiempo. Eclesiastés 3: 1,11 dice que hay tiempo para todo bajo el sol y que todo es hermoso en el tiempo de Dios. Hay un tiempo para orar o para enviar nuestra petición a Dios pero también hay un tiempo para esperar en fe en Cristo Jesús. Seguramente vendrá a usted cien veces en el tiempo señalado por Dios».

TESTIMONIOS

Testimonios de diferentes partes del mundo demuestran que, efectivamente, Dios está trabajando todos los días para nuestro bien. Los siguientes testimonios le inspirarán y ayudarán a construir su fe en Dios.

SANADA DE FALLA EN EL PULMÓN A TRAVÉS DE LA MINISTRACIÓN DEL AGUA DE LA MAÑANA

KARUHAKA NGOTOTHIRITE

KARUHAKA NGOTOTHIRITE

Para la señora Karuhaka Ngotothirite, una enfermera de Botswana,el tomar la decisión de someter a su hijo a una cirugía o a que sucumbiera ante el mortal golpe de una infección en su pecho, la cual había dejado al joven inactivo en la escuela, fue un escenario parecido al estar entre la espada y la pared.

Con su hijo conectado a un tubo a través de una incisión hacia sus pulmones para drenar aire y facilitar su respiración, habiendo sido diagnosticado con una falla pulmonar, la señora Ngotothirite conocía los riesgos y debía hacer algo rápido para no perderlo ante las frías manos de la muerte. En medio de su dilema, un amigo suyo le presentó a un hombre, que a su vez se comprometió a ayudarla con el Agua de la Mañana que había recibido en La SCOAN. El hombre accedió a reunirse con ella en el hospital donde estaba internado su hijo. Ahí, el hombre ministró el Agua de la Mañana sobre el joven. La señora Ngotothirite y el hombre continuaron orando y ministrando el Agua de la Mañana sobre su hijo. Al cuarto día, el joven se sentía mucho mejor y le hizo saber a su madre de la mejoría. Eufórica por la noticia, ella sugirió realizar otra radiografía para comprobar el estado de sus pulmones. A Dios sea la gloria, después de la radiografía, los médicos descubrieron que el pulmón enfermo había regresado a su función normal sin ninguna necesidad de drenar el aire. Agradeciendo a Dios por su sanidad, la señora Ngotothirite aconsejó a la gente por todo el mundo mantener la calma en momentos de dificultad, porque Dios siempre está allí para rescatarlos.

FRUTO DEL VIENTRE CONCEDIDO A TRAVÉS DE LA MINISTRACIÓN DEL AGUA DE LA MAÑANA

Durante nueve largos años, el señor y la señora Oghenekaro Odubu, provenientes del estado de Delta, Nigeria, se enfrentaron con un problema de esterilidad. La posibilidad de tener a sus propios hijos se convirtió en una ilusión en su matrimonio mientras corrían de un lado a otro sin encontrar solución. Mientras que el Sr. Odubu fue diagnosticado con bajo conteo de esperma, su esposa tenía menstruación irregular. Todo el cóctel de medicamentos que consumían no podía ayudarles. Con el tiempo, se dieron cuenta de que lo que necesitaba era el poder de Dios para convertir su dolor en gozo. Tomar la decisión de venir a La SCOAN el año pasado resultó ser la cosa más sabia que pudieron hacer.

SEÑOR Y SEÑORA OGHENEKARO ODUBU

SEÑOR Y SEÑORA OGHENEKARO ODUBU

Durante su visita a La SCOAN, recibieron el Agua de la Mañana, luego regresaron a su  casa y la ministraron en oración. Después de un mes, la sra. Odubu notó algunos cambios en sus condiciones fisiológicas y se dirigió al hospital para un examen médico, con el cual los doctores confirmaron el embarazo. Llenos de alegría por la realidad de ser futuros padres, la pareja llegó a La SCOAN para dar testimonio de la intervención de Dios. Ellos le dieron las gracias por la restauración de su orgullo como padres e invitaron a la gente a poner su confianza en Dios porque con Él, todas las cosas son posibles.

PROTEGIDA DE UN ROBO Y PROMOVIDA POR ENCIMA DE SUS EXPECTATIVAS POR MEDIO DE LA MINISTRACIÓN DE LOS ARTÍCULOS DE LA UNCIÓN

Al igual que la confusión se desató entre los babilonios que trataron de construir la torre de Babel, los ladrones que trataron de invadir la casa de la señora Fidelia Abara comenzaron a luchar entre ellos en su puerta. No fue necesario que hiciera uso de su formación como superintendente jefe de policía, había aprendido la inutilidad del esfuerzo propio después de haber crecido con el ministerio de La SCOAN a través de los años. La oficial de seguridad, quien trabajaba para las Naciones Unidas y era socia de Emmanuel TV solamente tenía las Calcomanías de la Unción pegadas en su puerta.

FIDELIA ABARA

FIDELIA ABARA

El alboroto de los ladrones había causado escalofríos a todos los habitantes de la calle. Fue el propietario del lugar quien la alertó de la horrible presencia de los merodeadores nocturnos en la puerta de su recinto. Con el más alto nivel de calma y confianza en Dios, ella no sintió pánico ni trató de llamar a la policía. En cambio, le dijo al propietario que había soldados invisibles en la puerta que peleaban por su seguridad. Después de luchar entre ellos, los ladrones milagrosamente se fueron, sin haber podido entrar en el recinto. Al día siguiente, los vecinos que habían pensado que fue atacada quedaron conmocionados, al darse cuenta de que los hombres ni siquiera habían  podido pasar. La señora Abara les dijo que los soldados invisibles en su puerta les impidieron entrar en su edificio, refiriéndose a los Calcomanías de la Unción sobre la puerta. Agradeciendo a Dios por lo que ha estado haciendo por ella a través de los materiales de la unción de La SCOAN, ella también dio testimonio de su milagroso ascenso después de ministrar el Agua de la Mañana en una lista de promoción, que tenía su nombre como el número uno. Finalmente fue promovida muy por encima de sus expectativas para la gloria de Dios, además de que le fueron proporcionados los fondos para adquirir dos bungalows en Abuja. Ella también fue resignada a Lahore, Pakistán, para dirigir un equipo de seguridad de la ONU. La señora Abara invitó a la gente a seguir confiando en Dios pues Él es el único que puede ayudarlos.

FRUTO DEL VIENTRE CONCEDIDO A TRAVÉS DE LA MINISTRACION DEL AGUA DE LA MAÑANA

Para la señora Blessing Anyaele, una nigeriana residente en Ghana, la vida no tenía sentido sin un hijo después de varios años de matrimonio. A pesar de que había sido diagnosticada con una enfermedad inflamatoria pélvica y se le habían proporcionado medicamentos, su condición había mejorado. Ella siguió llevando la carga de la esterilidad y el estigma social asociado a ella. De alguna manera, una idea llego a su mente, visitar La SCOAN, ¡la última estación de ese autobús! Al llegar a La SCOAN, recibió el Agua de la Mañana y regresó de nuevo a Ghana ministrando en oración y esperando un milagro de Dios. Durante este tiempo, y bajo dirección divina, ella compró ropa de bebé, la ministró con el Agua de la Mañana y la presentó como regalo a una conocida que acababa de dar a luz a un bebé, con la esperanza de que Dios la visitaría de una manera poderosa. Ese mismo mes, su embarazo fue confirmado por los médicos.

BLESSING ANYAELE

BLESSING ANYAELE

Describiéndose a sí misma como una mujer feliz, la señora Anyaele dijo a la congregación en La SCOAN que volvería con su bebé para otro testimonio. Ella alentó a todos a aferrarse a Dios. Después de los testimonios, el Agua de la Mañana fue ministrada entre los congregantes para liberar a muchos de los los poderes de las tinieblas hacia el reino glorioso de la libertad en Cristo Jesús.

Anuncios