Etiquetas

-EL PROFETA T.B. JOSHUA

-EL PROFETA T.B. JOSHUA

El Profeta nigeriano T.B. Joshua abiertamente explicó la razón por la que su iglesia no tiene sucursales en el extranjero a pesar de su popularidad.

El clérigo, que habló el domingo 24 de agosto de 2014 en la Sinagoga, Iglesia de todas las Naciones (SCOAN), hizo énfasis en la necesidad de que el carácter de Dios esté totalmente establecido antes de que pueda haber expansión ministerial.

“Me hubiera encantado el tener sucursales por todo el mundo, porque la gente quiere a T.B. Joshua en todo el mundo”, le dijo a la congregación. “Pero aún no es el tiempo porque sería demasiado para mi carácter. Cuando el peso es demasiado para ti, se convertirá en una carga”.

Añadió además que no le movían las súplicas de la gente, sino que más bien dependía de lo que Dios le ordenase. “No dónde me quieran sino dónde Dios me quiera”, enfatizó y agregó que no tenía ninguna prisa ni ansia, y que no se adelantaría al tiempo de Dios.

“Si te adelantas a Dios, no puedes seguir a Dios”, continuó y explicó que esto había sido la ruina de muchos hombres de negocios y pastores, ya que su deseo de expandirse había superado su nivel de carácter.

Su opinión queda en clara contraposición con la noción popular de que la cantidad de sucursales de una iglesia es un indicativo de su nivel de éxito.

“Una situación donde te haces grande sin el carácter de Dios indica que el final va a ser malo”,T.B. Joshua explicó y recordó a la congregación las palabras de Jesús en Juan 14:27, las cuales indican que el mundo también puede proveer riquezas y fama aunque con condiciones.

“Cuando ves a alguien que es grande sin el carácter de Dios, no le admires sino que ora por él porque el principiante no es el dueño sino el que termina… El principio y el medio no quedan registrados, sino que es el final lo que realmente dejará todo claro y registrado”.

El clérigo afirmó que era incluso mejor no tener fama o popularidad que alcanzar a tener lo que al final te llevaría a la catástrofe.

“El carácter es el que nos lleva a lo que lleguemos a ser. Si tu riqueza es mayor que tu carácter, esa riqueza te gastará a ti en vez de que tú te la gastes a ella”.

Joshua afirmó que uno de los secretos de su éxito ministerial era que el dinero no le motivaba y explicó que algunos asistentes a la iglesia todavía estaban en carpas, aunque la razón no era por falta de dinero para poder expandirse sino porque estaba esperando en Dios.

“Hay dinero para construir, pero el dinero no me puede mandar. Podríamos expandir este sitio (La SCOAN) y construir la iglesia más grande del mundo, pero voy a permitir que la Fuente del dinero me diga lo que tengo que hacer, no el mismo dinero”.

Joshua también se lamentó de la forma en la que la gente se quejaba de sus problemas como si no tuviesen ninguna responsabilidad por ellos, y añadió que sus desafíos no eran de ninguna forma una consecuencia del abandono de Dios, sino más bien de la elección de estas personas de vivir en contra de Sus caminos.

“Dios no quiere que sufras pero tú sí quieres sufrir”, afirmó con sobriedad. “Dios siempre está contigo pero tú no estás con Él”.

Joshua, que ha estado en el centro de varias polémicas especialmente dentro del mundo cristiano nigeriano, agregó que si no hubiese sido por sus detractores, hubiera continuado siendo un predicador callejero.

Según él, fueron sus detractores los que le animaron a Dios a otorgarle más favor y misericordia sobre su ministerio y añadió que aunque no hay ningún cartel que publicite La SCOAN, los visitantes siguen yendo de todo el mundo.

“Si Dios te ha llamado, cuanto más te obstaculicen, cuantos más problemas y tentaciones tengas, más será el amor de Dios provocado… Cada intento para pararte trae consigo más evidencia de parte de Dios”.

El clérigo concluyó con consejos profundos para los cristianos, llamándoles a cambiar su estilo de oración. Según Joshua, las oraciones para recibir bendición, sanidad y protección eran redundantes, ya que Dios sabe perfectamente cuáles son los desafíos que sufren Sus hijos y no necesita que se lo recuerden.

“Necesitas bloquear el paso que satanás está usando para afligirte, tus debilidades”,aconsejó. “Tu oración debe ir en contra de tus debilidades”. Clarificó que la oración por sí sola no era suficiente, afirmando que el deseo genuino de parar los malos hábitos y las debilidades era esencial.

“Vive la vida de tu oración”, les dijo a la congregación y puso como ejemplo que el orar para que Dios te ayude a dejar de fumar e inmediatamente después agarrar un cigarrillo era semejante a la hipocresía. “Dios siempre nos deja ejercer nuestro papel antes de venir a nuestro rescate”, concluyó.

Anuncios